El Sporting de Lisboa que rompió la dictadura de Portugal: caso de estudio

A Rubén Amorim, técnico de Sporting de Lisboa le tendieron mil trampas: Desde poner en duda su licencia UEFA para dirigir, pasando por otras artimañas, sanciones a jugadores… pero de poco funcionó. Desde enero se presagiaba que los alviverdes se coronarían en torneo luso y Porto, junto a Benfica, solo quedaron de espectadores.

Quedan dos fechas para que termine el torneo y este equipo ha quedado campeón sin perder: 25 partidos y siete empates. Derrotas: cero. Con 82 puntos, le sacó una notable ventaja al Porto, que vio caer su imperio al alcanzar 74 y Benfica, un poco más atrás con 70.

Sporting Lisboa, tercer equipo más ganador del país con 19 ligas, no se coronaba desde la 2001-02. En ese período, Porto se coronó once veces y Benfica, siete. Por eso, el cuadro de Amorim resultó realmente incómodo para los “dictadores” y placentero visualmente para el resto de Europa.

Porque, desde principio de año, se habla de este Sporting en todos los medios del viejo continente. “Amorim ha construido un equipo sólido. El cuadro lisboeta viene ordenándose sobre un 3-4-3 que se va adaptando en función del escenario y las circunstancias de cada encuentro, y esa flexibilidad permite ver al equipo iniciar el juego con los tres centrales abajo y los dos carrileros bien abiertos, presionar con tres puntas o replegar en un 5-4-1 en el que esos mismos extremos se sitúan a la misma altura que los dos centrocampistas”, comentó la web especializada Marcador Internacional hace unos meses.

Rubén Amorim, un técnico que da de que hablar

Un equipo flexible

Ya hemos hablado bastante por estas líneas de lo importante que se han vuelto los carrileros en la tendencia actual de jugar con tres en el fondo. Deben ser jugadores muy inteligentes, que tengan juego interior y que también tengan criterio en el recorrido: cuando se está arriba ser un extremo más, con capacidad de crear jugadas y pases claves y al retorno, buen achique, anticipación y robo de pelota.

Amorim ha sido bendecido con dos laterales/carrileros geniales: Nuno Mendes y Pedro Porro. De Mendes, hablamos ya en una ocasión: Con apenas 18 años es una de las perlas de Europa y un lateral izquierdo tan cotizado que se le valora en 20 millones de Euros. Porro, por su parte, es un gran ejecutante de su labor y aunque es menos fantasista, es todo un obrero.

Lee también   Oficial: Iker Casillas se va del Porto

Aquí vemos una típica acción de repliegue del Sporting, que hay que decirlo, es de los que menos goles recibió en ligas europeas con 15 en 32 juegos que se han disputado. Los carrileros se fijan bien en los costados y los respaldos delante de los centrales, son solo dos. Para el contragolpe, se mantiene el tridente ofensivo, que en caso de recuperar la pelota, garantiza paridad o incluso superioridad númerica.

El pressing alto es importante. En la gráfica de abajo, se ve como en una jugada, se comprometen todos los jugadores en taponear la salida, incluso, dos líneas por delante de la jugada ya se referencia a un rival. Esta marca asfixiante ha dejado sin desahogo a los rivales que se quedan sin opción de penetrar y deben echar el balón hacia atrás.

Por ellos, insistimos, destacamos la labor de los carrileros, que generalmente marcan en bloque alto-medio. Pocas veces se vio a un equipo atrincherarse en fase defensiva. Por eso el “acordeón” de Amorim ha dado de que hablar en este ciclo.

Mapa de calor, según Sofascore, de Pedro Goncalves

Ataque con mucha movilidad

La teoría indica que el supuesto nueve del equipo es Tiago Tomás, un jovencito de 18 años. Pero, apenas cuenta tres goles. Realmente, es un jugador que sabe pivotear y quien toma el rol protagónico es la figura del equipo, Pedro Gonçalves, actual goleador de la Liga NOS con 18 tantos y un “presunto” extremo derecho.

No hay que dejar atrás a Nuno Santos, quien cae por la izquierda y es el mejor asistidor del equipo (6 dianas) y socio de Gonçalves. Pero enfoquemos en “Pedrinho”, que es la sensación de este equipo aclamado.

A sus 22 años, el derecho ha alcanzado una madurez envidiable, como pasador, creador y definidor. El equipo se aprovecha de la labor “obrera” de Porro para que Gonçalves tenga más juego interno y pueda generar y concluir jugadas de gol.

Quizás a Gonçalves le falte desarrollar un poco un juego con su izquierda. Pero es innegable su movilidad por derecha, el centro (aprovechando su buen remate de media distancia) y por el costado zurdo, causando caos defensivo en el rival.

Hoy, quizás la única mácula del Sporting fue una pobre actuación en Europa League. Pero, si no se desarma, tiene mucho margen de crecimiento esta propuesta de Amorim, que incluso, él mismo se ha vuelto muy apetecible en el mercado de las ligas grandes.

 

Once tipo de _Sporting Lisboa con rating de Who Scored . com. Con este once exacto, ganó 22 de sus 25 triunfos ligueros