Football Factory
Football Factory

Football Factory

Para muchos los videojuegos significan horas de entretenimiento, diversión, enojos y concentración, los desarrolladores de los mismos han tenido que actualizarse y trabajar cada vez mas para lograr resultados satisfactorios que permitan al producto competir en el mercado día con día.

Los videojuegos han avanzado tanto en tan poco tiempo que muy pronto tendremos una verdadera realidad virtual (que ya existe, pero no es comercializada aún al publico en general ni practica al uso casero.

Por eso hoy en FutbolSapiens hablaremos de una película conocida por muchos y desconocida para otros y que (además) fué producida por la gente de Rockstar: Football Factory.

Como ya es costumbre el usuario «Milan Baros» responderá por mi (ja! ja!) todos los comentarios, dudas y sugerencias que tengan, así que comenzamos.

Football Factory (conocida tambien como «Diario de un Hooligan») es una producción británica producida en 2003 y lanzada al mercado en 2004, en ella vemos a Tommy (Danny Dyer) cargando el rol protagónico en el cual somos capaces de ver y sentir la forma de vivir y actuar de un hooligan en su día a día.

Football Factory
Football Factory, la historia de un hooligan
Con un trabajo de dirección un tanto cuestionable Nick Love trata de mostrarnos los principios de todo aquel apasionado del futbol (en este caso a Tommy con su amor al Chelsea), aunque es obvio, no se le puede cargar toda la culpa a el ya que siempre que una película tiene como base una obra literaria (en este caso «The Football Factory» de John King) siempre habrá detalles que deberán ser adaptados para un mejor (o peor) desarrollo.

Consultando la opinión de otro experto en cine sobre este largometraje el director y «sibarita eclectico» Coizta Grecko mencionó lo siguiente:

«Es una película que no pretende ser una obra maestra ni convertirse en un clásico cinematográfico, mas bien se arriesga a mostrar lo que muchos intelectuales no logran apreciar por desconocimiento mismo a un tema que no les concierne; los amantes en esencia al futbol la disfrutarán por un rato».

Lee también   Los Cacos (Once al Asalto)
No obstante el punto bueno de este trabajo radica en ser un material recomendable para todo aquel interesado en el fenómeno hooligan del que tanto se ha comentado en todo el mundo, las actuaciones son convincentes y el manejo de la cámara es intenso rayando en ocasiones en lo obsesivo, algo imprescindible si se quiere dar a entender las situaciones por las que un holigan pasa.

02
El protagonista «encanta» con esa actitud de que solo importa su equipo con la excusa de buscar pelea y emborracharse.

No todo es tan bonito…

Imposible no relacionar esta película con «Green Street Hooligans» donde abordan la vida de un «infiltrado» que (increiblemente) resultó mejor en cuanto a desarrollo y taquilla (money is money), al parecer la gente no se cansa de producir películas ó documentales sobre hooligans o «barras» del cual uno muy recomendable es «Football Hooligans» del que hablaremos en otra ocasión.

Calificación: 3 y media estrellas.

Dinero invertido que fué tirado a la basura por cuestiones de trabajo de guión, un director incapáz de hacer algo aún mas grande pero que alcanza a rescatar el barco así como las actuaciones de Dyer, Frank Harper, Neil Maskell, etc. La distribución fué pobre causando con ello que muchos de este lado del «charco» no la conocieran hasta años despues (tan mal trabajo de distribución hubo que no recuperó lo invertido), los productores de la misma (la gente de Rockstar) quedaron desilcionados y se dedicaron a mejorar sus videojuegos.

Una pena para tan buena película que careció en algunos puntos de gente verdaderamente capacitada.

Como siempre los invito a que se hagan presentes en la bendita zona de comentarios donde podremos charlar y compartir información de esta y otras películas deportivas, o bien (si lo prefieren) pueden seguirme en la red del ave azul (@JankoSandoval) para charlar de cualquier tema que se les antoje, ya lo saben, si mencionan que son de FutbolSapiens prometo darles «followback» con todo gusto.

Les agradezco mucho el que hayan leído esta nota y nos estaremos leyendo pronto.