Lee también   Euro 2012: Reflexiones día 15