Golazo: la historia del fútbol latino sin aburrir a nadie

¡Golazo! cuenta la historia del fútbol latinoamericano: jugadores de un talento extravagante, árbitros de armas tomar, golpes de estado sangrientos, goles formidables, conspiraciones insidiosas, goleadores con aspecto de ídolos de gusto por la noche, alcoholismo, suicidio y alguno de los equipos más emocionantes que han pisado el campo de juego.

Andreas Campomar muestra cómo el deporte que comenzó como pasatiempo excéntrico de un puñado de jugadores de cricket expatriados se convirtió en una fuerza determinante, en arquitecto de identidad nacional y reflejo del alma de la región. ¿Cómo podría alguien entender este diverso y convulsionado conjunto de repúblicas sin antes entender el juego que alcanzó una presencia tan dominante en cada rincón de la sociedad sudamericana?

Incluye no solo los héroes más conocidos del juego más hermoso: Garrincha, Maradona, Pelé, Schiaffino, Di Stéfano, Zico y Messi; sino también, las numerosas joyas olvidadas del fútbol latinoamericano: el Negro Jefe Obdulio Varela; Heleno de Freitas, el brasileño que derrochó su talento y murió medio loco de sífilis; los equipos de Nacional, Boca y Colo-Colo que salieron de gira y arrasaron Europa en la década de 1920; el imparable River Plate de La Máquina; El Ballet Azul, aquel equipo colombiano tan generosamente dotado que prescindía de la defensa; Omar Corbatta, el Loco, indiscutido maestro de los caños y autor de una jugada imposible, y la generación dorada de Bolivia a principios de los años 90.

Es un libro que no aburre. Para muchos, un relato histórico pudiera ser sinónimo de algo cansón, pero hay que admitirlo: es una lectura fresca y esclarecedora.

Lee también   10 Curiosidades de FC Juárez

Andreas Campomar es uruguayo y reside en el Reino Unido. Es Master of Arts por la Universidad de Cambridge, especializado en Historia, y Posgraduado en Leyes por el College of Law de Londres.

Como dato curioso: Es sobrino bisnieto del Dr. Enrique Buero, el hombre que convenció a Jules Rimet para organizar el primer Mundial de Fútbol en Montevideo.