Mateo Bravo, héroe del título tigre de 1982.
Mateo Bravo, héroe del título tigre de 1982.

El conjunto felino disputará la séptima final en su historia; con saldo de tres victorias y tres derrotas, los ‘auriazules’ tienen la oportunidad de conseguir su cuarto título del fútbol mexicano, al enfrentar al América en la final. En FutbolSapiens te traemos a los héroes de los tres campeonatos felinos. 

1. Walter Mantegazza

El equipo felino campeón de la temporada 1977-1978; abajo, Walter Mantegazza, el primero de izquierda a derecha.
El equipo felino campeón de la temporada 1977-1978; abajo, Walter Mantegazza, el primero de izquierda a derecha.

El delantero uruguayo, fallecido en 2006, se convirtió en el artífice del primer título de Tigres en su historia. Mantegazza disputó la Copa del Mundo de 1974 con Uruguay y en la temporada 1976-77 llegó al fútbol mexicano, arribando al León. Apenas un año después, pasó a los felinos junto a Osvaldo Batocletti.

En su primera temporada, el atacante se ganó el respeto de la afición que no estaba convencida de su llegada; a pesar de desempeñarse como medio creativo, Carlos Miloc, técnico de los Tigres en aquel entonces, lo colocó como delantero centro.

Mantegazza destacaba por la fuerza, habilidad y contundencia con la que se desempeñaba dentro del campo y lo demostró anotando 12 goles en su primer torneo, para convertirse en el mejor anotador del equipo. 

Después de un buen cierre de torneo, Tigres se coló a la final del torneo, donde enfrentó a los Pumas de la UNAM. El duelo de ida, disputado en el Estadio Universitario, fue ganado por los regiomontanos por marcador de 2-0; ambos goles fueron convertidos por Mantegazza.

Con la ventaja asegurada, Miloc y sus pupilos salieron a la cancha del Olímpico Universitario con la firme intención de liquidar el partido, y un nuevo gol de Mantegazza puso el 3-0 global; posteriormente, Washington Olivera descontó por los Pumas. De esta forma, Tigres conseguiría su primer título de la mano del uruguayo.

2. Mateo Bravo

Los felinos ya saben lo que representa coronarse en el Azteca, y en gran parte se lo deben al arquero Mateo Bravo, pieza determinante en la obtención del segundo campeonato de liga del club. 

El guardameta participó en el título de 1978, aunque lo hizo de manera circunstancial, ya que Pilar Reyes, portero titular del club regio, se encontraba convocado para participar en el Mundial de Argentina. De nueva cuenta, la suerte le sonrío a Bravo en el torneo del ’82, ya que Reyes se lesionó y no pudo participar en los últimos partidos del torneo.

En el camino a la final, Tigres tuvo que eliminar primero a los Leones Negros de la UdeG con global de 3-2 y posteriormente al América, tras ganar 2-0 la ida y caer 1-0 en la vuelta disputada en el Azteca, donde ‘San Mateo’ realizó varias atajadas dramáticas.

El duelo por el título puso enfrente al Atlante, equipo favorito para salir campeón. Aunque Tigres contaba con jugadores como Gerónimo Barbadillo y Tomás Boy en el campo. los ‘Potros’ tenían en sus filas a Sergio Lira, Ricardo Lavolpe y el contundente Cabinho, por lo que los ‘felinos’ parecían las víctimas.

Lee también   ¿Huele a Tricampeón?

En la ida, el cuadro universitario se llevó la ventaja como local, al vencer por 2-1 a los capitalinos. La vuelta fue un partido lleno de dramatismo, acrecentado por el gol de Cabinho al 84′.

Tigres tenía un jugador menos, por la expulsión de Enrique Bastos al 53′, motivo por el cual Carlos Miloc, técnico felino, detuvo el partido durante varios minutos para cortar el ritmo atlantista y evitar que la euforia por el empate se transformara en una voltereta agónica.

Finalmente, tras 30 minutos de tiempos extra sin goles, el partido tuvo que definirse por la vía de los penales. Por Tigres falló Salvador Carrillo, pero Goncálvez, Barbadillo y Orduña acertaron su disparo. Del lado azulgrana, Ayala echó fuera su disparo, y Mateo Bravo apareció atrás para detener los intentos de Sergio Lira y Eduardo Moses; curiosamente, el único que anotó por Atlante en aquella tanda de penales fue su arquero, Ricardo LaVolpe. 

3. Ricardo Ferretti.

FerrettiT

En 2010, Alejandro Rodríguez regresó a la presidencia de Tigres, y con él volvió al banquillo el ‘Tuca’ Ferretti, encargado de terminar con casi 30 años de sequía en las vitrinas del conjunto felino.

Su llegada terminó una etapa sombría para el club, sumido en problemas de descenso a causa de malas decisiones por parte de la anterior directiva; llegaron jugadores como Damián Álvarez, ‘Juninho’ o Carlos Salcido y el equipo comenzó a fortalecerse en todos los aspectos.

En el Apertura 2010, su primera campaña al mando, Ferretti colocó a Tigres en el noveno lugar, pero la cantidad de puntos permitió que los ‘auriazules’ se alejaran de los últimos puestos de la tabla de cocientes. Para el Clausura 2011, la escuadra universitaria se colocó en el liderato de la competencia y solo permitió nueve goles en 17 partidos, pero Chivas los echó fuera en Cuartos de Final.

La tercera temporada fue ‘la vencida’ para el ex jugador y sus pupilos. Tigres terminó en la tercera posición y calificó a la liguilla. En Cuartos de Final echó a Pachuca por global de 3 a 1, y en Semifinales eliminó al sorprendente Querétaro con un autogol de Manuel López Mondragón.

El rival por el título fue Santos Laguna. En la ida, los felinos se impusieron por 0-1 gracias a un tanto de Damián Álvarez; el partido de vuelta, disputado en una noche fría y lluviosa, terminó con marcador de 3-1 favorable a los felinos, con goles de Héctor Mancilla, ‘Danilinho’ y Alan Pulido, que dieron la vuelta a una anotación inicial por parte de Oribe Peralta.

De esta forma, Ricardo Ferretti rescató a los felinos de la quema y los llevó a la cima del fútbol mexicano, oportunidad que tiene de nueva cuenta en esta ocasión frente a las ‘Águilas’ del América.