En tiempos recientes se ha hablado mucho de Jérémy Ménez, quien fuera el jugador más joven en la Ligue 1 al firmar un contrato profesional con tan solo 16 años, y su eterno idilio con las camillas y el famoso carrito de las desgracias.

El francés parecía que podría regresar en cualquier momento con las águilas, pero aún no bien se recuperaba de su lesión y volvió a recaer. Esta vez de un menisco que le tuvo que ser cicatrizado con una pequeña operación el día de ayer. Lo cuál lo tendría de baja por lo menos un mes y medio más.

Pareciera que se empeñase en romper récords aunque su enfoque se dirija ahora a la mayor cantidad de partidos perdidos por lesión, de acuerdo a Transfermarkt, el futbolista ha perdido 88 partidos a lo largo de su carrera debido a diferentes lesiones.

La larga lista de sus lesiones abarca un espectro donde caben: edema muscular, lesión de tobillo, lesiones inguinales, del músculo femoral, hernia discal, nervio ciático, nefrolitiasis, lesión no especificada de cadera y la más reciente, ruptura del ligamento cruzado, la también llamada “matacarreras”.

Ante el caso de este jugador es difícil establecer una sola causa para sus tan prolongados periodos fuera de las canchas, particularmente considerando lo diverso de sus lesiones que van desde el ligamento cruzado, una lesión bastante común en futbolistas hasta la nefrolitiasis (piedras en los riñones), una patología común, pero que no solemos leer en los partes médicos de los clubes.

La idea de esa columna es dar un pequeño viaje por el maravilloso mundo de la carrera de Jérémy Ménez con énfasis en las lesiones que le aquejaron en los equipos que ha militado.

Sochaux

Equipo donde debutó y rompió diversos récords relacionados con su edad, como por ejemplo ser el jugador más joven en anotar un hat-trick, con tan solo 17 años. Poco queda que decir respecto a lesiones pues fue uno de los pocos clubes donde no perdió actividad por esta razón.

AS Mónaco

Tras una última temporada decepcionante con su anterior club, Jérémy Ménez buscó nuevos aires y acabó por fichar por el Mónaco. Durante su estadía sufrió una lesión inguinal que lo alejó de las canchas por 2 meses en el 2006, para sufrir nuevamente una lesión en 2008 que lo alejó de las canchas por 3 meses más. Tras un accidentado paso por el Mónaco buscó mayor actividad, lo que lo llevó a fichar por un club italiano a mediados del 2008.

Roma

Tras llegar a tierras italianas por la módica suma de 10.5 millones de euros, el francés tuvo una participación intermitente con el conjunto dirigido por Vincenzo Montella. En este club sufrió diversas lesiones entre las que podemos nombrar, desgarro del músculo femoral, tendinitis del tobillo y otras dos lesiones no especificadas que le valieron perderse 9 partidos en 3 temporadas.

Paris Saint Germain

Tras un altercado con el entrenador Vincenzo Montella cambió nuevamente de equipo en 2011, tuvo 2 años de relativa tranquilidad y buen desempeño futbolístico, pero en 2013 el hado determinó que habría de detenerse nuevamente, sufriendo una hernia discal que le mereció acumular más millas en quirófano y apenas regresando sufrió un episodio de nefrolitiasis aguda que le mantuvo fuera de las canchas durante algunas semanas más.

Milan

Tras otro periodo de intermitencia en la liga francesa, Jérémy Ménez retornó al fútbol italiano, ahora con el gigante Milan. Durante su primera temporada en el calcio se mantuvo como titular y logró una buena cuota de 16 anotaciones y 4 asistencias. Todo iba viento en popa, pero en 2015 regresaron las molestias en la espalda, la hernia discal volvía a dar molestias, tuvo que ser intervenido y regresó a las canchas 3 semanas después, solo para tener que salir del campo por continuar con molestias en la espalda y teniendo que volver a ser sometido a una intervención quirúrgica. Este segundo periodo de lesión abarcó 5 meses de recuperación donde nuevamente se vio alejado de las canchas. Tras una temporada decepcionante donde vio únicamente 383 minutos de acción, el Milan le buscó acomodo, lo que le valió llegar al fútbol francés por enésima ocasión.

Lee también   El buen futbol

Burdeos         

Tras un acuerdo entre el Milan y Burdeos regresó a Francia a mediados del 2016 por la más módica cantidad de 2.85 millones de euros. Apenas dos días después de fichar con su nuevo club sufrió una lesión más, donde el mediocampista Didier Ngong pisó la cabeza de Jérémy Ménez, lesionándole la oreja. Poco tiempo después se supo que Ngong era un ferviente admirador de Daniel Arizmendi. Tuvo un inicio prometedor acumulando apenas 4 partidos de inactividad, que considerando de quien hablamos era un verdadero récord, pero para la segunda mitad de la temporada tuvo una lesión inguinal  que le mereció perderse los últimos 3 partidos de la temporada.

Antalyaspor

En Junio de 2017 es contratado por el equipo turco quien pareció creer que el destino no podría ensañarse más con el otrora internacional francés, pagando la cada vez más módica suma de 1.5 millones de euros. Sin embargo resultó que la lesión inguinal que le aquejó en Burdeos no estaba del todo recuperada por lo que tuvo, para variar, otro periodo amplio de inactividad y más millas de viajero en quirófanos franceses. Para poner la cereza en el pastel todavía le aquejó una lesión más en la temporada final de su estadía en Turquía, lo que terminó por consolidar su paso al poderoso fútbol azteca.

América

Tras una destacada participación en Turquía los visores del club americanista ven en el francés a una verdadera opción para reforzarse por lo que en enero de 2018 se concreta su fichaje, reencontrándose con el gol ante Lobos BUAP en el clausura 2018. El 5 de Julio en un amistoso ante el Pachuca sufre irónicamente la lesión más grave de toda su carrera, una rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda lo que lo aleja de las canchas hasta la fecha, logrando la hazaña de coronarse campeón del fútbol mexicano en este siglo, antes de potencias futbolísticas de la talla de Atlas, Cruz Azul o Colibríes de Morelos.

——

Como podemos ver se trata de un jugador sumamente frágil, que aunque talentoso, ha habido solo un club donde no ha tenido «lesiones importantes» y es precisamente en América donde más partidos ha perdido por estar lastimado, y sumará más en las próximas semanas. ¿Jugará de nuevo un partido oficial con América? O será transferido sin volver a verlo en un partido del futbol mexicano.

Con la nueva lesión, parece que Ménez regresaría para la liguilla del presente torneo, si bien le va. Se antoja difícil que Miguel Herrera utilice un jugador en partidos tan importantes, como son los de la liguilla, con un jugador que viene de una lesión y sin minutos en el torneo.

Quien en el inicio de su carrera pintaba para ser un crack mundial ha visto su valor diluirse para ver la irregularidad como la única constante en el campo ¿Regresará a su mejor nivel con América? O ¿Será traspasado nuevamente a un fútbol de menor calidad? Solo el tiempo dirá que depara el destino para el francés, pero estoy cierto de que después de este nada minucioso examen de la carrera de Jérémy Ménez sería lícito acuñar una máxima del fútbol que haría sonrojar al mismísimo Gary Lineker:

Ménez está lesionado, no importa cuando leas esto.

 

 

Blibliografía

https://www.transfermarkt.es/jeremy-menez/verletzungen/spieler/16993