En la lista de la Copa Oro, uno de los nombres llamó la atención: el de Alejandro Mayorga. Defensor que acaba de regresar del mundial sub 20, el hecho de que pocos lo reconozcan responde a una razón convincente: aún no ha debutado en primera división.

Hoy veremos 8 casos de jugadores convocados a su selección antes de debutar en clubes. Algunos, incluso, tuvieron su estreno profesional con la camiseta nacional.

8 jugadores convocados a su selección antes de debutar

http://www.101greatgoals.com/wp-content/uploads/2015/02/emanuel-mammana-feb-2015.jpg

Emanuel Mammana siempre fue un destacado defensor en las selecciones argentinas menores. Mientras jugaba en las academias de River Plate, Alejandro Sabella decidió convocarlo para un amistoso rumbo al Mundial de Brasil 2014, jugando sus primeros 30 minutos profesionales ante Eslovenia.

Debutó 4 meses después con la Franja y dos años después amarró su pase al Olympique de Lyon. Por ahora no ha vuelto a vestir la albiceleste.

http://www.markpitman1.com/wp-content/uploads/2013/10/harrywilson1600.jpg

Como premio a su rendimiento en la Victory Shield (trofeo sub16 entre selecciones británicas), el entrenador de Gales decidió convocar a Harry Wilson para los partidos contra Macedonia y Bélgica. Fue requerido en el segundo, con 3 minutos en el campo.

Pasarían 2 años para firmar su primer contrato profesional con Liverpool, ser prestado al Crewe Alexandra y debutar allí. Aún tiene pendiente su estreno en primera división.

https://9posts.com/es/img/900x675/9-momentos-inolvidables-de-mascherano_3.jpeg

Javier Mascherano fue parte esencial para que las selecciones menores argentinas ganaran cualquier cosa que jugaran. Tras viajar en 2002 al mundial como sparring de la selección, Marcelo Bielsa lo debutó al año siguiente contra Uruguay.

Mes y medio después debutó con River y continuó el trayecto ya por todos conocido: Corinthians, West Ham, Liverpool y Barcelona, además de ser indiscutible de la Selección.

http://www.terra.com.mx/galeria_de_fotos/images/58/115485.jpg

Después del Mundial de Francia 1998, Manuel Lapuente encaró un compromiso amistoso contra Ecuador y llamó a un joven de 17 años llamado Luis Pérez. También lo hizo debutar.

Al año siguiente, Lucho debutó con Necaxa y pasó a Monterrey. Fue asiduo de la convocatorias de Ricardo Lavolpe, pasó por Chivas y se retiró en 2016.

Lee también   10 promesas a seguir en el mundial sub17 2015

http://pbs.twimg.com/media/CbbYpa3WAAA_7ew.jpg

Convocado a la «Selección Fantasma» para un partido eliminatorio contra Bolivia, Marcelo Trobbiani debutó con Argentina jugando 15 minutos. Tras ese inesperado llamado, volvió a la quinta división de Boca Juniors.

Al final pasó lo que tenía que pasar, Boca Juniors hizo debutar a su volante ofensivo, luego lo vendió a España. Pasó por Elche y Zaragoza, además del futbol colombiano, chileno y ecuatoriano. Sus últimos minutos como seleccionado fueron 2, tiempo para dar un taquito y nada más. Eso sí: fue ante Alemania, en la final del Mundial México 1986.

http://www.radioformula.com.mx/images/notas/20160704_20_38_MiguelCenteno_Mexsport.jpgMiguel Centeno tenía 18 años cuando fue llamado a la Selección de México. El responsable fue Jesús Ramírez, durante su interinato, para encarar una serie de amistosos. No jugó.

Toluca lo hizo debutar 3 años después, de emergencia, por una expulsión de Alfredo Talavera. Jugaría 7 veces más para los Diablos Rojos. Actualmente se encuentra cedido a Correcaminos.

https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/0/07/Ronny_B%C3%BCchel.jpg

Ronny Büchel fue un mediocampista de Liechtenstein, para cuya selección debutó en 1998 con apenas 16 años de edad.

Su debut en clubes llegó con el Vaduz en el año 2000, disfrutando de 11 años de carrera y 71 internacionalidades más. Se retiró a los 29 años.

https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/9/9e/VagifJavadov.jpg

Estar en la cantera del CSKA Moscú fue suficiente para que el entrenador de Azerbaiyán decidiera debutar a Vagif Javadov. La cita fue en amistoso ante Moldavia, en el 2006.

Inició su carrera de clubes un año después, con el Qarabag. Allí se hizo ídolo y se enfrascó en la aventura «europea» con Twente. Las cosas no salieron bien y tuvo que regresar a su país. Tras volver a tomar forma con el Inter Bakú, intentó otra vez en el extranjero, ahora en Turquía. Lamentablemente, las cosas no volvieron a salir y ahora juega en el AZAL de Azerbaiyán, tratando de recuperar lo que fue.