La Champions Africana tendrá su “Boca-River”

Opacada ciertamente por la muerte de Diego Armando Maradona, la Champions de África tendrá hoy viernes la final más importante de su historia, equivalente al Boca-River que en 2018 marcó un hito en la Copa Libertadores.

Se trata del derbi egipcio, el más violento de toda África y uno de los más calientes del mundo. Ambos, de Egipto: Zamalek enfrentará a Al Ahly a partido único por el reinado de este continente.

Este duelo, que data de 1948 tienen el componente de la clase social en el morbo histórico de este Clásico. El Al-Ahly ha sido comúnmente asociado a las clases populares de El Cairo, a su vez que el Zamalek, coquetea con los sectores más acomodados de la capital egipcia.

Aparte, que esto va de la mano con el nacionalismo, pues Al Ahly pudiera traducirse como “los nacionales” y fue refugio importante en el sentimiento patriota contra la ocupación inglesa, mientras que Zamalek, siempre fue más acomodado a la burguesía, no solo a la británica, también a la local. De hecho, transitó por varios nombres: Al Qasr al-Nil: (1911–1913), Al Moukhtalat: (1913–1940), Rey Farouk: (1940–1952) y el actual, desde 1952.

Entre ambos clubes han conseguido 54 títulos de los 61 campeonatos egipcios, aunque Al Ahly posee cuarenta y dos de ellos y es uno de los equipos con más trofeos del mundo. De igual manera, ambos son los más ganadores de la Liga de Campeones africana, pues “el equipo del pueblo” tiene ocho, mientras Zamalek posee cinco.

Esta férrea rivalidad tiene grandes episodios de violencia en su historia, y la aversión ha sido tan grande que pueden terminar en verdaderas batallas campales con lluvias de molotovs, muertos y heridos. Es un verdadero fervor popular.

La tensión es tal, que cuando este partido se disputa en Egipto se debe contar con un árbitro extranjero que solo será anunciado un día antes del partido. Recientemente, el italiano Gianlucca Rocchi ya arbitró un duelo de alto riesgo de estos.

Lee también   Condenan a muerte a 11 personas que ocasionaron disturbios en un partido

Aunque seguramente las calles estarán copadas de gente, ya que se jugará en El Cairo, el partido será a puertas cerradas por la pandemia. Así, se pondrá fin a una edición de la Champions League Africana que tuvo dudas de su realización.

El gran derbi

La liga egipcia terminó el 30 de octubre con una garrafal diferencia de Al Ahly sobre Zamalek: el equipo del pueblo se coronó con 89 sobre 68 del subcampéon. Sin embargo, en los derbis, que en los últimos años ha estado más o menos parejo, Zamalek se llevó el último, en agosto venciendo convincente 3-1.

Los egipcios llegaron a esta final evitando un derbi marroquí: Al Ahly despachó al Wydad de Casablanca, mientras que su némesis cortó el camino a Raja de Casablanca en semifinales.

El Al Ahly suma 34 goles hasta la fecha, distribuidos entre 14 jugadores. Hussein el Shahat (seis tantos) es la figura a seguir. Suele actuar en el extremo derecho y lleva tanto peligro en los disparos como a la hora de desubicar a las defensas contrarias. Ojo también con el ícono del club, Walid Soliman que en liga marcó nueve goles y Amr Al Sulaya, que con cinco asistencias y siete goles en liga llevan peligro al rival.

En cuanto al rival, Zamalek, su potencia ofensiva está en Mostafa Mohamed quien ha hecho ocho tantos en Champions (10 en liga) y al extremo izquierdo marroquí Achraf Bencharki que cuenta siete (tres en liga). Ojo también con Mahmoud Alaa, que sumó 10 dianas en el torneo doméstico.

Al Ahly, más ganador y en mejor forma, es favorito. Pero en los clásicos, como en el último, todo puede pasar, Zamalek se aferra a la esperanza del rebelde.

Lo han llamado en África “El partido del siglo”. Y el ganador lo podrá celebrar toda la vida.

Zamalek-Al Ahly

Viernes, 27 de noviembre. 12 m. (Hora de CDMX)

Estadio: Internacional de El Cairo.
Árbitro: Por anunciar