La fiesta millonaria que exigió la Conmebol a Chile

Desde 2019, las finales de la Copa Libertadores se jugarán a partido único. Este sábado 23 de noviembre, Flamengo y River Plate se cruzarán por el trofeo continental en Lima, Perú, la sede elegida tras la cancelación del decisivo partido en Santiago de Chile.

Alejandro Domínguez. Foto vía Twitter.

Las fuertes protestas y manifestaciones en el país andino, que se mantienen desde octubre y que han dejado más de 20 fallecidos y múltiples pérdidas materiales, provocaron que la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) suspendiera el duelo por el título en la capital chilena y cambiara la sede por la principal ciudad peruana.

A raíz de eso, una serie de disputas entre altos jerarcas de la Conmebol y el propio gobierno de Chile se generaron, específicamente, entre el presidente del organismo de fútbol, Alejandro Domínguez, y la ministra de Deportes en la nación andina, Cecilia Pérez.

Reclamo de la Conmebol

«Avanzamos más en 11 días con los peruanos de lo que había costado más de 11 meses con los chilenos», reclamó Domínguez.

El principal directivo de la Conmebol se arrepintió de no haber escogido antes el estadio Monumental de Lima como la sede de la primera final única de la Libertadores: “Lima era la ciudad donde tendríamos que haber venido desde el principio”.

Y la respuesta no se hizo esperar por parte del gobierno de Chile.

La fiesta de los 50 mil dólares

Cecilia Pérez, representando al gobierno del presidente Sebastián Piñera y encabezando el ministerio de Deportes de Chile, acusó a Alejandro Domínguez y la Conmebol de exigir una fiesta valorada en 40 millones de pesos chilenos (más de 50 mil dólares) en Castillo Hidalgo, una reconocida edificación que data del 1816 ubicada en el Cerro Santa Lucía de Santiago.

Según la ministra, el ente sudamericano pretendía que el gobierno que representa financiara el festejo: «¿El señor (Alejandro) Domínguez se refería a que no aceptamos en esos 11 meses financiarles una fiesta por 40 millones de pesos en Castillo Hidalgo a los gerentes de la Conmebol y a sus patrocinadores?”.

«Las declaraciones del señor Domínguez fueron una sorpresa negativa que nos dejó un sabor amargo«, admitió Pérez, quien cuestionó a Domínguez por haber pedido que se tramitara una ley en la que exoneraran de impuestos a la Conmebol y sus patrocinadores por la final de la Libertadores.

Lee también   Colombia se adelantó a Argentina con la final de la Copa América 2020

«Cuando él (Alejandro Domínguez) señala que en 11 meses no se hizo lo de 11 días en Lima, ¿a qué se refería? ¿A que nosotros como gobierno no les aceptamos tramitar una ley corta que los eximiera de impuesto a la Conmebol y a sus patrocinadores?».

Agregó: «¿Se refería a que en esos 11 meses no les aceptamos cerrar dos meses antes de la final de la Libertadores el estadio Nacional y no pudieran nuestros deportistas entrenar?”.

Castillo Hidalgo.

Postura final

Cecilia Pérez finalizó sentenciando que, si Domínguez y la Conmebol volvieran pedir esas exigencias para que en un futuro la capital chilena u otra ciudad de su país albergara la final de la Copa Libertadores, la respuesta del gobierno sería no.

«Si volvieran a pedirnos esas condiciones, nuestra respuesta como gobierno sería la misma: no, señores. Los deportistas de nuestro país están primero y también las reglas claras en materia de ley, para todos se cumplen en nuestro país».

Cecilia Pérez. Foto vía Twitter.

La Conmebol es uno de los organismos de fútbol que ha sido relacionado en los últimos años a escándalos de corrupción como el ‘Fifagate‘.

José Luis Chilavert, exarquero paraguayo y considerado uno de los mejores en su posición en la historia, un denunciante constante de la corrupción en el fútbol, no desperdició la oportunidad para señalar al organismo.

«Señora Cecilia Pérez, la felicito por defender a su país. La ‘Corrupbol‘ de (Alejandro) Domínguez y sus secuaces son las peores lacras de Sudamérica«, expresó el exportero.

¿Habrá complacido el gobierno peruano los requisitos de Domínguez para que el Flamengo-River se juegue en Lima?

Parece que la final única de la Libertadores está siendo utilizada por los dirigentes de la Conmebol para satisfacer necesidades comerciales, financieras y hasta festivas, olvidando que lo más importante es que ruede el balón y el duelo por la Copa sea un espectáculo.