La primera Champions del Liverpool FC

“Todos estábamos totalmente sorprendidos por la cantidad de fanáticos que estaban allí. Sabíamos cuántos aviones iban a salir, muchos  amigos  venderían sus autos para estar allí. ¿Cómo podrías decepcionarlos?»

La primera Champions del Liverpool
La primera Champions del Liverpool

La frase pertenece a  Jimmy Case, uno de los héroes de Roma 1977, la primera Copa de Campeones UEFA (hoy Liga de Campeones) del Liverpool. Ese equipo, que pudo haber hecho triplete, despertó verdaderas sensaciones en su país y en Europa.

El Liverpool FC ganó su décimo título de la Liga de Fútbol luego de haberlo logrado por segunda temporada consecutiva, pero perdió ante el Manchester United en la final de la Copa FA , y su derrota impidió que se convirtieran en el primer club inglés en ganar tres trofeos importantes en la misma temporada.

Sin embargo, cuatro días después de su derrota en la final de la Copa FA a manos del Manchester United (1-2), el club ganó la Copa de Europa por primera vez, superando al Borussia Mönchengladbach 3-1 en el Estadio Olímpico de Roma . Al hacerlo, se convirtieron en el segundo inglés y el tercer club británico en ganar el trofeo.

«Roma fue especial. La primera vez que ganas algo, siempre lo es. Fue como ganar la Copa FA por primera vez en 1965. Fue una gran actuación, especialmente después de la decepción de perder ante el Manchester United en la FA Final de la Copa del sábado anterior. También fue especial para mí porque fue el último partido de Kevin Keegan para el Liverpool. Había hecho mucho aquí, era un gran jugador y se había ido después del juego. Era solo una combinación de Todo. Fue un logro fantástico «,contó Ian Callaghan, otro protagonista de la historia.

 

Borussia Mönchengladbach fue el rival. En ese entonces, fue un gran equipo en Alemania con Berti Vogts, como capitán, Jupp Heynckes, Winfried Schäfer o Allan Simonsen. Su ruta,fue despachar a los fieros Torino, Brujas y Dinamo de Kiev. No era equipo fácil.

Por su parte, Liverpool, tuvo su compromiso más bravo ante Saint-Ettiene, quien perdió la final pasada con Bayern,  en cuartos de final. Los franceses eran amplios favoritos para la justa y Liverpool los despachó con justicia en casa, tras haber perdido 1-0 en Francia, una épica remontada 3-1 permitió eliminar a uno de los candidatos. Según The Telegraph, es el segundo partido más espectacular de la historia en Anfield.

Lee también   10 jóvenes a seguir en la liga Premier de Inglaterra

En semifinales, despachó sin complicaciones al Zurich (1-3 y 3-0) y quedaba definir en Roma.

«Cuando piensas en el equipo que Bob (Paisley, el DT) eligió, no había un gran hombre al frente. Kevin Keegan fue dejado para marcar a  Vogts;  Stevie Heighway estaba jugando un papel itinerante, entrando y saliendo, y había espacio para Terry MacDemott  o cualquier otra persona que se uniera.

Era una formación muy libre, diseñada para atraer a los alemanes, y funcionó. Cuando Kevin fue derribado para el penalti, venía de una carrera larga. Tenía unas 50 yardas para ir a recogí la pelota. Lo sabía, y pude sentirlo mientras estaba en camino de poner la pelota en el lugar, que esto era todo. Estaba pensando para mí mismo ‘Vamos Nealy, termina esto’. Me di cuenta de que el portero Wolfgang Knieb era un muchacho grande. Tenía alrededor de 6 pies 6 pulgadas, así que traté de mantenerlo bajo (el disparo), y se fue abajo. Entró cerca del poste, Pero ¿y qué? Nos llevabamos la copa «.

Liverpool festejando con su primera orejona            FOTO: Documental The Independent

El relato es de Phil Neal, autor del 3-1 vía penal. Tommy Smith y Terry McDermott habían anotado antes y Allan Simonsen había marcado para la visita.

«Creo que esa noche no nos convertimos en un equipo europeo sino que jugamos como un equipo europeo. El gol de Terry McDermott fue sobresaliente. El pequeño uno-dos, bang, bang, bang y él lo levanta sobre el portero. Luego anoté, tras un centro, corrí a mi encuentro y conecté con un remate de cabeza perfecto. El portero nunca se movió. Lo comparaba con un as de tenis o un hoyo en uno en el golf. Todo fue perfecto «, explicó un feliz Smith en los 20 años de la gesta.

Ese fue el inicio de una dictadura “Red”, pues al año siguiente  ganaron de nuevo la “Orejona”. Luego en 1980 y después en 1984, perdiendo con Juventus la final 1985. Una dinastía que muchos se preguntarían hasta donde pudo haber llegado si no hubiesen sido baneados de la zona UEFA por la tragedia de Heysel.