Las claves del Lille, el sorprendente equipo que destrona al PSG en Francia

Poco se ha profundizado en el Lille, el actual líder de la Ligue 1 francesas (69) que hecho frente al PSG, amenazando sus años de hegemonía y que ha resistido sus embates, incluyendo los enfrentamientos directos de los capitalinos, que no le han podido ganar en la temporada 2020-21. El último duelo, hace dos semanas, fue una coral táctica, en la que con un 4-4-2 bien ordenado, pusieron a raya a Neymar, Mbappé y compañía, sacando provecho a un gol tempranero y rompiendo una maldición de 24 años sin ganar en el Parque de los Príncipes.

Emepecemos. De los 32 partidos de liga que ha disputado, ha abierto partido con un tradicional 4-4-2, que es bastante flexible, que se convierte en un 3-4-3 cuando la ocasión lo requiere y cuando necesita jugar con un tridente ofensivo que hace un pressing endemoniado hacia arriba.

El once tipo de la temporada, según Who Scored

Firmes líneas

El combinado francés es un equipo que prioriza el juego asociativo pero siendo sabedor que su principal arma ofensiva se encuentra en otra de las fases del juego. Dentro de esta fase, el equipo de Lille intenta generar superioridades numéricas desde atrás, donde partiendo de una estructura base 4-4-2 que fluctúa a 3-4-3 (a excepción de rivales pesados, como PSG, en el que se mantienen los dos bloques de cuatro para atrapar al rival entre líneas)  para generar una primera línea de 3 con el objetivo de poder tener una primera superioridad, y que esta le permita salir con el balón controlado. Los centrales, en especial el líbero portugués José Fonte, le da una salida de toque bien interesante, manteniendo dominio del balón hasta bien entrada la medular.

Lee también   Francia goleó a Albania y mantiene su pulso con Islandia

La defensa, valga decirlo, es la menos goleada de Francia con 19 dianas encajadas en 32 duelos. Hay un trabajo táctico interesante en el repliegue.

 

Fase 4-4-2

En el mediocampo está buena parte de su fuerza. El mediocentro Benjamin André, a sus 30 años ha encontrado la mejor versión de sí. El francés maneja los tiempos, prioriza, hace las pausas… tiene una madurez para empezar a gestar el ataque y mucho criterio. Galtier ha sabido cómo sacarle buen provecho. Alcanzar casi el 87% de pases correctos en una zona donde es importante la precisión.

Desde esta zona y hacia adelante (en especial cuando se pasa a fase 3-4-3) entra en suma importancia un talento que ha explotado este año: el francés Jonathan Bamba (25 años), autor de seis goles y nueve asistencias. Tiene una facilidad para pisar el área, convertirse en extremo fácilmente y apoyar el 4-2 cuando hay repliegue. Es una de las figuras más importantes en el juego ofensivo.

Fase 3-4-3

 

En la zona de finalización, ya es conocido el momento que vive el canadiense Jonathan David: 10 goles en la temporada. Se ha convertido en un mediocentro bien versátil, aunque necesita apoyo de los volantes, pero a sus 21 años muestra condiciones interesantes.

Ahí aparece una combinación de juventud y experiencia, porque se junta con Burak Yılmaz, el internacional turco, ex Galatasaray, que también tiene 10 goles. A sus 35 años se ha vuelto interesante su juego de choque y pivoteo por delante de los centrales.

¿Le alcanzará al Lille para ganar la Ligue 1? Por ahora marcha bien. En este momento, el desesperado es el PSG.