Las criptomonedas también se adueñan de las canchas de fútbol

Solo era cuestión de tiempo para que las criptomonedas llegaran al fútbol. Desde su auge como divisas alternativas y nuevas monedas digitales con la promesa de que cambiarían la economía como la conocemos, muchos ámbitos de la vida en sociedad decidieron abrirle camino y en el balompié, Gibraltar United quiso ser el primero.

Foto vía Twitter

Durante el verano de 2018 se anunció que el equipo tendría acuerdos en los contratos con los futbolistas que incluyeran una parte de su pago a través de criptomonedas y que ellos posteriormente podrían utilizar a través de una aplicación. Esta fue la primera vez que el mundo balompédico volteó a ver cómo ganaban terreno en la cancha, a pesar que el término está en boga desde 2009 con la creación de Bitcoin.

El nacimiento de la modalidad

Este tipo de pago fue concebido en los noventa para ser un nuevo tipo de dinero descentralizado que usara la criptografía, es decir, técnicas de cifrado o codificado que son incomprensibles para quien no sepa descifrarlo, como medio de control. Actualmente existen varios tipos como Litecoin, Ethereum, Bitcoin Cash, Ripple y Dogecoin.

A pesar que un año después un reporte indicó que la iniciativa todavía no se había llevado a cabo en Gilbratar, la piedra angular ya estaba puesta. Al poco tiempo, el Harunustapor del fútbol turco fue el primer club en fichar a un jugador utilizando divisas digitales. Su traspaso tuvo un valor de 0,0525 bitcoins, 440 euros al cambio.

Foto vía Twitter

Y de esta manera, comenzaron más iniciativas. En 2018, el París Saint Germain también anunció que crearía su criptomoneda para que fuese del uso de sus fanáticos, trabajando en conjunto con la plataforma «socios.com», propiedad de la empresa Chiliz. Este acuerdo se hizo con la finalidad de que los aficionados tuviesen más interacción con el club francés, brindándoles por su inversión experiencias exclusivas como decidir dónde serían los amistosos o recibir contenido especial.

Mismo caso en Italia con la Juventus y AS Roma, el Galatasaray de Turquía y el West Ham United de la Premier League. En España, Atlético Madrid tiene la misma modalidad y el último en unirse, en este 2020, fue el FC Barcelona trabajando con la misma compañía.

Se expande en otras fronteras

Desde Sudamérica tampoco quisieron quedarse atrás. Cruzeiro, Atlético Paranaense y Corinthians, de la liga brasileña, siguieron el ejemplo desde la costa sur del mediterráneo e impulsaron alianzas comerciales con la startup francesa, Innovi LTD.

Imitando el modelo europeo, la finalidad es pagar el salario de sus deportistas, la participación en la toma de decisiones de los fanáticos y «el crecimiento descentralizado del club», según el portal Criptonoticias. Aquellos fanáticos que decidan invertir gozarán de exclusividad en entrenamientos, reuniones con jugadores, artículos autografiados y descuentos, pero antes, la moneda tuvo que pasar por un proceso de publicidad para ganar credibilidad entre los miles seguidores del Brasileirao.

Lee también   Jock Stein, el entrenador que murió en la cancha
Foto vía Twitter

Algo muy similar sucede en la liga inglesa. Equipos como el Arsenal y Wolverhampton reciben patrocinio deportivo de empresas que se dedican a este rubro, y el Watford FC, luce el logotipo de Bitcon en su uniforme. Otros deportistas como Lionel Messi y James Rodríguez han servido de imagen para promocionar estas iniciativas.

Por otro lado, el Benfica portugués se asoció con la empresa UTRUST, para recibir Bitcoin, Ethereum y UTK como modalidades de pago para comprar entradas en los partidos y productos que ofrece el club.

De hecho, hasta equipos pueden comprarse con las revolucionarias criptomonedas. En 2018, el italiano Rimini FC 1912 se convirtió en el primer equipo de la historia en que parte de sus acciones fueran compradas con divisas electrónicas. Aunque claro, el comprador fue Heritage Sports Holdings, también dueños del innovador Gibraltar United.

No todo es color rosa

A pesar que expertos han alabado el uso de estos pagos en un ámbito que se ha visto vinculado a hechos de corrupción, puesto que estos sistemas registran cada instancia del dinero con mecanismos incorruptibles donde fácilmente se puede rastrear, también es de utilidad para estafas.

Foto vía Twitter

De acuerdo a la compañía de seguridad McAfee, citado en un artículo del diario AS de España, «la minería de criptomonedas se ha convertido en una de las principales tendencias entre los ciberdelincuentes para monetizar su actividad criminal debido a que ofrece a los atacantes menor riesgo, mayor eficacia y mayor facilidad de monetización», reseñaron.

En el mismo sentido, tampoco ofrecen mucha seguridad debido a la inestabilidad de su valor, lo que puede resultar arriesgado. Hoy pueden valer fortunas, en el futuro hacerte perder miles de dólares.

En conclusión, este deporte que también es un negocio multimillonario, no quiso quedarse atrás y se sumó a la vanguardia económica. No obstante, seguramente el desconocimiento de la población promedio pueda afectar su acelerada evolución ya que probablemente habrá reticencias de algunos futbolistas para recibir sus pagos mediante esa forma, o también en muchos países y ligas no han alcanzado ese nivel de desarrollo.

¿Algún día será posible que el mundo del fútbol se mueva exclusivamente al son que le impongan las criptomonedas?