Las inusuales semis de Champions | La previa

Un histórico multiganador de la Champions League se para en el medio de tres “underdogs”, tres inusuales de esta etapa de la competición en una edición sin precedentes, donde todo se está decidiendo a partido único en Lisboa.

Bayern Múnich, principal favorito, tiene alrededor a PSG, RB Leipzig y Olympique Lyon bregando por ganar su primera orejona. Barcelona, Real Madrid, Juventus, habituales de esta etapa entre otros han quedado atrás.

Estas instancias de partido único, tras parones de pandemia y en sede neutral y sin público, le han dado al cariz de un juego solitario de 90 minutos, una posibilidad de caja de pandora que capitalizará éxitos a quien se equivoque menos y haga padecer más al rival. Señores, estas son las semis de la Champions.

PSG va sin “frío” ante el sorprendente RB

Paris Saint Germain no alcanzaba las semis de la Champions League desde 1995, una época muy lejana de la versión actual, saudí y con esteroides económicos . Era el equipo de los Weah, Ginola, Raí, Guerín… eliminaron al Barcelona en cuartos y luego, fueron eliminados por un Milan lleno de estrellas en semis.

Lo que ha perseguido este PSG durante los últimos tiempos, aburrido de ganar todo en casa, es hacer honor a una millonaria plantilla y alzar la Champions League. Este equipo, que ha perdido solo una vez este año en esta competición parece ser más corajudo que sus anteriores versiones.

Quedó líder de un grupo que compartía con Real Madrid. Pero no solo eso, en todas las instancias, ha sacado partidos “de abajo”, dejando un lado el mote de “equipo pecho frío”, que se ha ganado por sus estruendosas eliminaciones recientes.

En el Bernabeu, en fase de grupos, iba perdiendo 2-0 y sacó el empate (2-2). En octavos de final, volteó una llave que venía en desventaja desde Dortmund (2-1 a 2-0). Y en cuartos, perdió 1-0 durante buena parte del partido único ante Atalante, y en los segundos finales, como ráfagas, terminaron avanzando, 2-1.

Mientras que en las últimas campañas se han debilitado en las eliminatorias, esta vez ha ganado las batallas mentales. Y aunque Neymar y Mbappé siguen siendo sus mayores amenazas, esta temporada también han impresionado en defensa, concediendo solo cinco goles en nueve partidos.

Thomas Tuchel ha intentado casi todo en términos de formación esta temporada, dependiendo de los jugadores disponibles. París se había asentado en un 4-4-2 antes del encierro, con sus ‘Quatre Fantastiques’ (Cuatro Fantásticos) de Neymar, Kylian Mbappé, Mauro Icardi y Ángel Di María prometiendo hacer más trabajo defensivo si podían jugar todos juntos. Cuando sus opciones son más limitadas, Tuchel ha vuelto a un 4-3-3 y ahora al 4-3-1-2 ante Atalanta que contaba con Neymar en un papel más central. Gueye (dolencia muscular), Verratti (pantorrilla) y Kurzawa (muslo) son las ausencias.

En la otra acera, el feliz “novato” se disfruta haber llegado tan lejos. El RB Leipzig se estrenó apenas en la Champions en la 2017/2018 y no superó la fase de grupos, aunque por quedar tercero fue recolocado en Europa League, donde llegó a cuartos. Esta, su segunda incursión, ya es semifinalista.

Julian Nagelsmann ha introducido otra medida de dinamismo a la receta de pressing, pase y ataque de Leipzig que ha añadido un nivel de amenaza a un equipo joven y ambicioso. La versatilidad de sus jugadores y la flexibilidad de su formación permiten a Leipzig hacer una transición sin problemas a través de una amplia gama de estilos que tienen como objetivo mantener al oponente adivinando todo el partido.

Lee también   La apasionada celebración de Simeone ante la Juventus

La exhibición ante el Atlético de Madrid no ha hecho extrañar a Timo Werner, figurón del equipo en toda la campaña, ahora en Chelsea. Es un equipo que rinde en conjunto, han eliminado a dos ex finalistas (Atlético y Tottenham) con actuaciones serenas y clínicas. No hay que fiarse de un equipo que no depende de figuras.

PSG-RB Leipzig
Martes, 18 de agosto. 2:00 p.m. (Hora CDMX)
Estadio: Do Benfica, Lisboa.
Árbitro: Bjorn Kuipers (Holanda).

Bayern expone su favoritismo ante Lyon

Diez años después vuelven a verse las caras en semifinales Bayern de Múnich y Olympique de Lyon. En aquella ocasión, a ida y vuelta, los de Bavaria trapearon a los del centro-este de Francia con resultados de 1-0 y 0-3. Fue la mejor actuación “lyonista” en Liga de Campeones, hasta ahora, en la que un equipo sin mayores pretensiones, alcanza esta instancia.

Al igual que ante Juventus y Manchester City, el insolente cuadro francés parte como víctima. Séptimo en una liga que fue terminada forzosamente por la pandemia y que llegó a Portugal con apenas unos amistosos y una final (perdida, por cierto) de Copa de la Liga, no parecía mayor resistencia para cuadros más linajudos y en mejor forma.

Pero su terquedad física al ataque constante, la resistencia al rival de mayor envergadura y un desgaste físico tremendo los han traído hasta acá. ¿Quedarán baterías para soportar al inmisericorde titán bávaro?

Todos cuentan para el DT Rudi García: Deepay, Demebelé, el guerrero Aouar… quizás algunas molestias por el cansancio, pero aún no se reportan bajas. Lyon se abraza a la posibilidad de la eliminatoria a duelo único y con eso, seguir sacando fuerzas para hacer pressing endemoniado al rival y a su vez, resistir con fuerza.

El 3-5-2 de García, con ese trivote en el centrocampo que sirve de buena alcabala para el rival, debe exigirse de gran manera. Este será un partido de resistencia.

Porque si algo le sobra al contendor es pólvora. Son 39 goles en lo que va de Champions para el Bayern Múnich que sigue sin recuperar a Pavard. Pero poco parece importar eso: Vienen de darle la peor humillación en su historia europea al Barcelona, arrastrándolo por el suelo con un 8-2 que cimenta más su chapa de favorito.

Esta trituradora de sueños ajenos, aún con todo el potencial sigue siendo cautelosa. Le gruñe a los grandes, pero a estos, como Lyon, los ve con respeto. El despliegue físico de la máquina bávara también ha sido intenso, con laterales (Davies, Kimmich) que se devoran toda la cancha. Aparte del momento de gracia de los ofensivos (Lewandowski, Müeller). Pero aun así, con toda esa ferocidad, prefieren salir de presa que está en frente, en el penúltimo escalón antes de una hipotética sexta “orejona”.

La línea defensiva del Bayern parecía demasiado alta a veces, pero es un riesgo que valió la pena. Quizá, algún contraataque heroico del Lyon pudiera desarmarlo por primera vez en el certamen.

Bayern Múnich-Olympique Lyon
Miércoles, 19 de agosto. 2:00 p.m. (Hora CDMX)
Estadio: José Alvalade, Lisboa.
Árbitro: Por anunciar.