Las “Nadeshiko”: El orgullo femenil de Japón

Si bien ya hablamos por aquí alguna vez del seriado “This Is Football”, producido por el afamado periodista inglés John Carlin, hoy, si bien puede sonar extraño, nos vamos a detener en un capítulo específico, que nos dará pie a contar una historia que vale la pena reflejar: las Nadeshiko.

Es el segundo capítulo, llamado “Confianza”, cuyo eje narrativo va del fútbol femenil, la historia más fuerte, es la de las Nadeshiko campeonas del Mundial de damas Alemania 2011, como símbolo de cohesión luego de un año negro, donde la desgracia se llevó a 16.000 personas en Japón.

“Nadeshiko”, es una flor muy propia de Japón, que es símbolo de la fortaleza femenina nipona, con belleza y coraje.

Japón se clasificó para la final al terminar tercero en la Copa Asiática Femenil de la AFC 2010 . Después de terminar segundo en su grupo detrás de Inglaterra (nunca había pasado de grupo) , Japón venció al bicampeón defensor y país anfitrión Alemania 1-0 en los cuartos de final, antes de derrotar fácilmente a Suecia por 3-1 para llegar a la final.

Después de que el juego final terminó 2–2 después de la prórroga, Japón venció a Estados Unidos 3–1 en una tanda de penaltis, convirtiéndose en el primer equipo asiático en ganar la Copa Mundial Femenina de la FIFA y el primer equipo asiático en ganar un título FIFA senior . Llegó justo después de que el equipo masculino ganara la Copa Asiática de la AFC 2011 , que marcó su año más exitoso en el fútbol japonés.

El fútbol femenil japonés fue marginado durante su historia, como en todas partes. En los Juegos Olímpicos de Tokio 1964, el balompié femenino recibió cierto impulso como disciplina, demostrando que este país se había levantado después de la cruenta Segunda Guerra Mundial.

Lee también   6 golazos en los clásicos Boca Juniors vs River Plate

Sin embargo, la falta de éxito internacional, fue debilitando las estructuras y se retiró el apoyo a la categoría.

Como buenos japoneses, se pensó a largo plazo. Así que, detectaron que muchos partidos se perdieron por físico. Las japonesas perdían todos los duelos físicos con alemanas, africanas, sudamericanas…

¿Cómo revertirlo? Jugar al tiki-taka. Como España, como Barcelona. Existió un proyecto de enviar a muchas niponas a la Liga Iberdrola, a desarrollar el toque, la tenencia para vencer el físico rival.

El DT Sasaki Norio fue el ideólogo de todo esto. Y hubo un impulso emocional adicional: El terremoto de la costa del Pacífico en la región de Tohoku de 2011 de 9,1 en la escala de Richter, que a su vez generó un tsunami y el accidente de la central nuclear de Fukushima. Cientos de miles perdieron sus casas y 16.000 personas perdieron su vida.

El éxito de las Nadeshiko sirvió para unir a un país golpeado. Y a su vez, las heroínas, lograron alzar la bandera del fútbol femenino en medio de una calamidad nacional.
La pirámide fue inversa: El apoyo fue tal que en años subsiguientes, Japón fue campeona mundial en Sub-17 y Sub-20. Es la única campeona en las tres categorías.

Hoy su liga sigue reclamando mejoras, pero gracias a estas heroínas, se les mira con respeto. El documental es altamente recomendado, este y los seis capítulos.