Megalomanía, negocios y viveza deportiva: El fútbol sigue en Bielorrusia

 

El lunes tuvo buen impacto en los medios ingleses el bielorruso, ex Barcelona y Arsenal, ​​Alexander Hleb. Atendió desde su país al popular diario inglés The Sun y soltó que ahora todo el mundo anda viendo a su fútbol.

“El Coronavirus ha cerrado la Champions League y la Europa League. Esto es bueno, porque tienes que intentar detenerlo. La UEFA ha hecho lo correcto. Pero en Bielorrusia, es como si a nadie le importara”, soltó.

E incluso, quiso hacer humor: “Cuando la NHL cerró la temporada, muchos jugadores de hockey sobre hielo fueron a Rusia a jugar. Quizás Lionel Messi y Cristiano Ronaldo podrían venir a la liga de Bielorrusia para continuar activos”.

Tras la bajada del telón en la A-League de Australia, que transmitía para el mundo sus juegos en YouTube, se sintió un vacío, amén de ligas de países exóticos que siguen jugando.  Eso y que en este fin de semana, había parón global obligatorio por las Fechas FIFA, la “parrilla” futbolera se vacía.

Pero Bielorrusia queda en pie. Una liga que apenas está arrancando y que parece que por los momentos no se va a detener.

Mientras los gobiernos europeos llevaban a cabo acciones agresivas para frenar el avance del Covid-19, la semana pasada, el presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, propuso ‘terapia de tractor’ para combatir el virus.

“La gente está trabajando en tractores, nadie está hablando sobre el virus. En las aldeas, el tractor curará a todos. Los campos sanan a todos”, dijo el mandatario, a quien muchos califican como “El último dictador de Europa”.

Lukashenko, en el poder en Bielorrusia desde 1994, encabeza uno de los regímenes más secretos y autoritarios del continente. La libertad de prensa y la oposición política están muy restringidas.

En respuesta al brote de virus, que ayer había registrado 71 casos confirmados en el país, el presidente dijo que los bielorrusos «no sufren la misma psicosis que los de Europa occidental».

Lukashenko está siempre muy metido con el fútbol

 

Unos lloran, otros venden pañuelos

El hecho que se siga jugando en Bielorrusia obedece a tres factores importantes: Primero, la terquedad del mandatario con 26 años en el poder, que quiere mostrar tranquilidad y rebeldía ante la actitud del resto de Europa. En segunda instancia, al ser la única liga en pie en Europa, sacar rédito económico y la última, sacar ventaja deportiva en la ruta a la Eurocopa.

El equipo nacional se debía enfrentar a Georgia en un juego con entradas agotadas en Tbilisi el 26 de marzo en un semifinal de repechaje clasificatorio para la Eurocopa 2020 (2021), el partido más importante en la historia del país. Ahora será en junio.

Desde que obtuvieron la independencia de la Unión Soviética en 1991, es lo más cerca que han estado de clasificarse para un gran torneo internacional.

Lee también   10 futbolistas que eliminaron a la Selección Mexicana

De vencer a Georgia en ese duelo a partido único, jugará la final “D” contra el ganador de Macedonia y Kosovo, también a partido único. El triunfador, tendrá cupo a la Euro.

Hay un detalle poderoso: salvo Nikita Korzun, que el año pasado estuvo en el Zenit  ruso y en este milita en la segunda de Portugal, toda la convocatoria para la selección nacional ha sido de  jugadores que militan en el torneo local.

“Los muchachos están entrenando y jugando. Seguro llegarán en forma”, dijo Hleb en la referida entrevista.  En medios locales, se resalta la emoción por tener a los jugadores con ritmo para selección, mientras su rival directo y sus posibles rivales de final detuvieron sus actividades.

En Bielorrusia no se juega a puertas cerradas

El show debe seguir, cueste lo que cueste

A pesar de las circunstancias nerviosas en torno al comienzo de la nueva temporada, la Belarus Top League todavía se está iniciando en su temporada de 30 jornadas. Se juega entre marzo y diciembre para evitar el crudo invierno y este fin de semana apenas es la jornada 2

«Estamos sinceramente felices con esta noticia e invitamos a los fanáticos a venir a las gradas», dijo la Federación de Fútbol de Bielorrusia en un comunicado. Sin embargo, el aficionado, a pesar de no existir ninguna restricción, es precavido. La asistencia promedio el año pasado fue de 8.000 espectadores y en la primera fecha, fue de 3200.

Los conocidos en occidente por sus participaciones en Champions League y Europa League, BATE Borisov y Dinamo Minsk, cayeron en la primera fecha: 3-1 ante el Energy-BGU  y 0-1 ante Ruh Brest, respectivamente.

La gran escasez de fútbol en todo el mundo podría hacer que la liga de Bielorrusia sea atractiva para las empresas de radiodifusión desesperados por llenar el tiempo en medio de horarios vacíos.

Por ahora, se puede seguir on line en el canal estatal : https://www.tvr.by/eng/live-broadcast/

El portavoz de la Federación, Yuri Primakov, dijo a The Associated Press el jueves que numerosas compañías de televisión habían expresado su interés, pero dijo que cualquier otro detalle era un «secreto comercial».

El balón sigue rodando en Belarús.

 

Jornada de este fin de semana (Horario de CDMX)

 

Viernes

Torpedo BelAZ- Belshina                   9 : 00 am

Ruh Brest- Energetyk-BGU                11 : 00 am

Sábado

Slutsk- Dinamo Brest                          04 : 00 am

Slavia- BATE                                       06 : 00 am

Minsk- Dinamo Minsk                           08:00 am

Gorodeya-Shakhtyor                          10:00 am

Domingo

Smolevichy-Isloch                               5:00 am

Grodno-Vitebsk                                   9:00 am