Mejor jugador mexicano de los 80s.

Mejor jugador mexicano de los 80s

Después de la depresión futbolística en la que cayó el país durante los años 70, un grupo de jugadores nacidos en el deporte a finales de esa época tomaron las riendas, y entregaron una de las décadas más vistosas del balompié mexicano. Fue la década del América multicampeón, en la que Puebla sorprendía peleando títulos y donde los equipos del Norte se consolidaron como contendientes del torneo liguero y proveedores del seleccionado mexicano.

Además de tener en ella a extranjeros que hicieron historia, la liga nacional vio muchas situaciones que hablaban de calidad: destacados elementos en cada posición del campo, el mejor resultado de la Selección en justas mundialistas y futbolistas mexicanos emigrando al extranjero como nunca antes había sucedido. Y lamentablemente, como no todo puede ser color de rosa, una estupidez federativa que cortó de tajo el enlace entre esa época poderosa y el futuro.

Es el turno de la década de la turbulencia política mundial. También del terremoto que cambió la vida capitalina y la del planeta entero con la emisión de la serie ALF. Así que lo recordamos con los 8 futbolistas más destacados de aquel entonces. ¡Vota por los mejores dos y ayúdanos a escoger al mejor jugador mexicano de los 80s!

8.- Luis Flores

http://st-listas.20minutos.es/images/2011-04/283537/2952831_249px.jpg?1317624821

Inició con el pie derecho la década, ganando un título con los Pumas de la UNAM. Después de hacerse titular en Pumas y marcar un gol en México 1986, Sporting de Gijón le dio la oportunidad de mostrarse en España. Diez goles después regresó a México, sólo para que Valencia le mandara un avión para llevárselo nuevamente. Como anécdota de su aventura en Europa, fue quien le heredó el apodo, “Lucho”, a un joven futbolista de las inferiores de Gijón llamado Luis Enrique, quien después de jugar en Gijón, Real Madrid y Barcelona, hoy dirige a los catalanes. De seguro lo conocen.

Gol de Luis Flores en un Gijón 4-0 Barcelona

7.- Fernando Quirarte

http://futboltotal.com.mx/wp-content/uploads/2013/03/Quirarte.jpg

El Sheriff es uno de esos jugadores que nacieron con la camiseta puesta. Fue en los 80s cuando se ganó sus primeras participaciones con selección nacional, gracias al buen trabajo realizado con las Chivas de Guadalajara, club al que sirvió con un campeonato en 1987. Ahí fue reconocido por su liderazgo, entrega, calidad y por cambiar golpe por viaje con los jugadores del América. Defendió la camiseta de la selección mexicana en México 1986, certamen en el que marcó dos de sus 5 goles internacionales.

6.- Cristóbal Ortega.

http://rankings.com.mx/system/items/000/005/215/original/oretegs.jpg?1385982781

Un testimonio de su calidad surge al principio de su carrera: dicen que Mario Zagallo, en ese entonces entrenador de inferiores en Flamengo, lo confundió con un “brasileño en el equipo mexicano” en un partido disputado entre ellos y los de Coapa. Con su inestimable colaboración en el medio campo, América ganó 5 ligas y dos Campeón de Campeones durante la década, ganándose convocatorias asiduas a la selección nacional. Mundialista en el certamen de casa, no vio acción en ningún partido, siendo uno de los dos rubros de su carrera en los que se fue en blanco. El otro fue en disciplina, ya que jamás fue expulsado.

5.- Manuel Negrete

http://st-listas.20minutos.es/images/2011-04/283537/2952836_640px.jpg?1317624821

Volante Puma y uno de los mejores jugadores de la historia de México.  Con la Universidad Nacional ganó el reconocimiento del país y un título de liga, además del Balón de Oro de México en 1985. Su principal virtud era el toque de pelota, mismo que le permitió debutar en selección nacional recién iniciada la década, servir pases de gol como lo demostró en el mundial de 1986, en el que asistió el gol de Quirarte contra Iraq y el de Servín contra Bulgaria. Además era inteligente, pues servía el balón de manera milimétrica y encontraba espacio con facilidad. Era prácticamente un 10 sin necesidad de estar en dicha posición, por lo que en liga repartió balones al hueco, goles y golazos por todos lados. Combinó sus recursos con su disciplina, la que le llevó a trabajar sus remates aéreos por días, horas y minutos, para ganarse la inmortalidad en uno solo: el 34′, contra Bulgaria.

Lee también   Fan de Leicester con enfermedad terminal vive "gracias" al club

Y uno contra Puebla, aún más difícil que el del mundial

4.- Sergio Lira

https://gloriaspasadas.files.wordpress.com/2011/01/lira.jpg

Por Ilshe. Nacido en Tamiahua, Veracruz, Sergio Lira fue un héroe del pueblo quien nunca necesitó de jugar en un club popular para llamar la atención de los espectadores. Dueño de un fiero remate de cabeza y una potente diestra, se tardó un poco en despuntar. Inició en el Tampico, club de sus amores, pasó una era oscura con Atlante antes de convertirse en el máximo anotador del Oaxtepec, para regresar con la Jaiba Brava. Con el equipo norteño ganó tres títulos de goleo y llegó a dos finales, en la Final del PRODE 85 se quedó a casi nada de alzar el título, pero el América se lo llevó. No tuvo mucha suerte en la selección, dónde vivió a la sombra de Hugo Sánchez.

3.- Alfredo Tena

http://media-cdn.incondicionales.com.mx/media/galeria/329/9/5/8/9/n_club_america_ex_americanistas-3029859.jpg

No hay americanista en la historia que haya ganado más títulos que el Capitán Furia. Ya era un defensor consagrado, reconocido como uno de los mejores de todo el país, gracias a su liderazgo, habilidades defensivas y rudeza al jugar. Dichas cualidades lo llevaron frecuentemente a la selección nacional, aunque no pudo asistir al mundial de 1986, dicen, por problemas de patrocinador. Con las Águilas del América, es recordado como el mejor capitán de la historia de Coapa y forjador de la misma, infaltable en cualquier once ideal histórico del club.

2.- Tomás Boy

http://i2.esmas.com/sef/img/player/photoprofile/tomas-boy-300x350.jpg
Por Ilshe. El Jefe Boy era un mediocampista exquisito que dirigía la media cancha del equipo en el que se paraba, entre su repertorio de trucos se encontraban dribbles excelentes, pases milimétricos y paredes dignas del mejor arquitecto de la historia. Comenzó su carrera en el Atlético español y luego pasó al Atlético Potosino. Se convirtió en leyenda dentro de Tigres, equipo del que es mayor goleador histórico. Llegó a la selección mexicana y se aporpió de inmediato de la media cancha, sus asistencias, tiros al arco y pases lo convirtieron en uno de los mejores generadores de futbol en la historia del país. Tenía la clase de Zidane, su visión de campo y su liderazgo… Lo único que le faltó a Zidane para ser como Boy era correr más.

1.- Hugo Sánchez

http://i2.esmas.com/sef/img/player/photoprofile/hugo-sanchez-300x350s38c8B.jpg

Nunca ha existido en México un delantero como él. Recibió la década enfundado en la camiseta de la UNAM, ganando una liga, una copa de Campeones de la CONCACAF y una Interamericana. Atlético se lo llevó a España y, después de luchar contra todo por un puesto, ganó una Copa del Rey, una Supercopa y un Pichichi antes de fichar por Real Madrid, en 1985. Allí se embolsó 4 ligas más, 2 Supercopas, una Copa del Rey y la Copa UEFA de 1986, además de otros tres pichichis. También se llevó el premio al mejor extranjero de La Liga en 1987. Tuvo una actuación discreta conforme a lo esperado en México 1986, en donde marcó un gol y erró un penal, aunque su balance como seleccionado en los 80 es notable: 14 goles en 22 partidos disputados. Todo eso ayudó a que fuera elegido mejor deportista mexicano del siglo XX, Mejor futbolista mexicano y de CONCACAF del siglo por la IFFHS, 26° mejor jugador del mundo del siglo XX por parte del mismo organismo y único mexicano presente en la lista FIFA 100.

¿Quién fue el mejor? Elige a dos.

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...