¿Qué fue de Puyol, el gran capitán barcelonista y cumpleañero del día?

Hoy Carles Puyol celebra sus 43 años. El nacido en Puebla de Segur, dedicó toda su vida profesional al FC Barcelona, equipo que llegó a capitanear en sus mejores momentos.

Fueron cuatro temporadas en las categorías inferiores del Barcelona, y luego, una larga trayectoria desde 1999 hasta  2014, con defensa central del club catalán.

Ganó seis veces la Liga, tres veces la Champions, dos Mundiales de Clubes y dos Supercopas UEFA. En España hay que añadir dos Copas del Rey y seis Supercopas.

Fueron 593 partidos y 18 goles con el club de sus amores. Puyol está plenamente identificado con la causa independentista catalana, por lo que su capitanía y liderazgo llevaba una trascendencia pocas veces vista. Fue el “jefe” del club más popular del mundo y que alcanzó la gloria máxima, luego de años turbulentos.

En 2009, Puyol se convirtió en el primer y único capitán en la historia del Fútbol Club Barcelona en levantar seis copas en un mismo año (Liga Española, Copa del Rey, Supercopa de España, Liga de Campeones de la UEFA, Supercopa de Europa y Copa Mundial de Clubes de la FIFA).

“Tarzán” era protector de los suyos, defensor férreo y seguro. Combinaba la fuerza bruta con un instinto de anticipación inigualable. Tenía un juego aéreo infranqueable y una capacidad de comandar acciones, digna de los mejores defensores de la historia.

También hizo historia y de la buena en la selección española. Fue el central titular en la Euro 2008 que ganó “La Roja” y luego, en el Mundial de Sudáfrica 2010, en el cual un frentazo suyo en semifinales, ante Alemania, significó el 1-0 para meter por primera vez en su historia a este país en una final de Mundial, que posteriormente ganó.

Puyol y familia

Adios, noble salvaje

El 4 de marzo del 2014, anuncia que deja el Barça al final de temporada. El capitán azulgrana lo hizo público en una comparecencia que ha ofrecido en la Ciutat Esportiva Joan Gamper. El capitán estuvo acompañado de Andoni Zubizarreta, director deportivo del Barça, su amigo Iván de la Peña, su representante Ramón Sostres, entre otros. El 30 de junio puso fin a su carrera.

Lee también   El ridículo en la presentación de Ousmane Dembélé con Barcelona

A sus 36 años, las constantes lesiones de rodilla no le perdonaron seguir a máxima exigencia. Venía trabajando en la secretaría deportiva, junto a Andoni Zubizarreta, pero una vida de viajes y compromisos le impedían seguir el ritmo necesario de un director deportivo.

Semanas después de su retiro, el entrenador Juan Manuel Lillo intentó convencerlo de volver a la actividad acercándolo al Millonarios FC de Colombia, aunque este declinó de la oferta.

A comienzos del mes de julio de 2014, su vida fue llevada a la pantalla: «Puyol, más que un capitán», filme que muestra su vida dentro y fuera de los terrenos de juego.

Montó con su amigo Iván de la Peña montó una agencia de representación de jugadores que fichó a Bartra y a Carles Aleñá. Sin embargo, acabó dejando el negocio.

Se dedicó a ser conferencista, embajador de diversas marcas y de la Liga española. Aparte, es accionista, junto a su pareja modelo, de varias empresas vinculadas a la pasarela.

Fundó también la empresa Massivert, dedicada a la rama del entretenimiento, promociones y publicidad. Se ha dedicado más a los negocios que al mundo del fútbol, salvo apariciones puntuales en medios catalanes.

Recién retirado, hubo polémica con el sector más recalcitrante de los independentistas al bautizar a su hija “María”, colocándole un nombre castellano en vez de uno catalán. “En mi casa se habla igual catalán que castellano”, cerró el tema.

Puyol, según informaciones recientes,  tiene muchos proyectos de cáliz social en mente junto a su pareja, Vanesa Lorenzo, y ven en la Fundación Barça el mejor lugar para desarrollarlos, algo que estaría en sintonía con la manera de pensar de la nueva junta presidida por Joan Laporta.

Puyol no ha querido posicionarse mucho en cuanto al tema político del Barcelona, pero espera volver al club de sus amores lo antes posible, para ayudar de otra forma.