¿Quién es el fotógrafo que se robó el corazón de los hinchas del fútbol mexicano?

Diego Arana es un personaje muy querido y muy particular. Si no lo conoce, es el simpático fotógrafo de Zacatepec que se hizo viral por celebrar con genuina y contagiante emotividad un gol de su equipo en el Ascenso MX.

Arana tiene Síndrome de Down, pero lejos de ser un impedimento, le ha permitido convertirse en un ciudadano ejemplar y que ha cumplido buena parte de sus sueños.
Diego estudió fotografía durante 11 años en Estados Unidos. Aparte, toca muy bien el piano y como si fuera poco, es un entusiasta de la buena gastronomía y en sus tiempos libres disfruta cocinar. Un artista en varios sentidos de la vida.

Tuvo la oportunidad de mostrar su talento al retratar con el Coras de Tepic, equipo que le dio su primera oportunidad laboral. Schlettwein estuvo trabajando en la ‘Tribu’ por más de un año, pero para el Apertura 2017, el equipo de la liga de plata cambió de sede a Morelos, desapareciendo el nombre Coras para ser Club Atlético Zacatepec, escuadra al que fue invitado para seguir trabajando, una oferta que no dudó en aceptar, según recoge Milenio.

Por la cercanía de Nayarit a Guadalajara, aprovechó de estudiar gastronomía. Pero por la mudanza tuvo que pausar sus estudios. “Pero espero retomarlos pronto”, dijo.
Arana es muy querido por sus compañeros. “Me tratan como uno más y me motiva estar con personas que sienten que no tienen límites. Me impulsan a conseguir las metas”.

Aunque era querido por futbolistas y aficionados de Zacatepec (el club lo Saluda siempre en los días de conmemoración del Síndrome de Down), se volvió viral el pasado fin de semana por la celebración con sus compañeros , en el triunfo de su equipo 3-0 sobre Leones Negros.

Lee también   10 curiosidades de Thiago Silva

“La verdad es que es un ejemplo y tenemos una linda amistad, todo el plantel lo quiere mucho”, comentó el técnico de Zacatepec, Ricardo Valiño.

“Aquí me tratan como uno más, me siento feliz y honrado con esta oportunidad. Veo como todos los días se esfuerzan por lograr los objetivos y ser parte de eso, es hermoso”, confiesa hoy a sus 24 años el nacido en Ciudad de México.

Diego aprovecha sus ventanas para ser un activo entusiasta de los derechos de las personas con esta condición. Quienes tienen Sindrome de Down merecen tener igualdad de oportunidades y nos suelen regalar momentos maravillosos con su candidez y espontaneidad. Ejemplo, el penal chutado por un hincha de Plaza Colonia a su ídolo, Kevin Dawson, el arquero de Peñarol en abril de este año.