Real Madrid campeón ¿Y ahora qué?

Está por teminar deportivamente la segunda de las Top 5 de Europa y ya celebró el campeón, Real Madrid. Hace varias semanas ya se había proclamado Bayern y luego rompió su sequía el Liverpool, en un país donde quedan por jugar un par de jornadas más.

España culmina este domingo con pocas cosas por definir. En lo práctico, se cumplió: estadios sin público, un torneo cuya reanudación pasó rápido y que devolvió la alegría del fútbol a un país que estuvo bien afectado por la pandemia del Covid-19. Y que, quizás por indisciplina social, hoy vive situaciones de rebrote.

Pero el fútbol, salió bien parado. No se puede comparar con una sociedad más estricta y moderna como la alemana, pero en España funcionó. Y eso da esperanzas para el curso 2020-2021, que es tan incierto como lo que le tocó vivir a la humanidad recientemente.

La Liga logra flotar económicamente con la reactivación de su balompié y como marca, se mantiene con buena imagen no solo en España, donde se hicieron miles de actividades online de activación de marca y de colaboración con la comunidad, sino en el resto del planeta.

Hablemos primero sobre el campeón, Real Madrid. Fue el mejor, pero no el más destacado de los últimos tiempos. No se le quita méritos a un equipo que cumplió con lo pedido a un grande, pero tampoco tuvo la presión asfixiante de un Barcelona, el más laxo de los últimos tiempos.

Madrid sin CR7 perdió espectáculo, pero sigue siendo efectivo. Esta temporada Karim Benzemá tiene el reconocimiento que el mundo del fútbol le debía desde hace rato. Se erigió como líder, goleador y locomotora de los blancos. Hoy se habla de una candidatura firme al Balón de Oro. Al francés se le ha hecho justicia.

Barcelona ha tenido un año para el olvido. El curso 2020 empezó con la Supercopa de España, en la que participaron Valencia, Real Madrid, Atlético de Madrid y Barcelona. Los culés se enfrentaron con los colchoneros y aunque empezaron perdieron lograron remontar el encuentro para ponerse 1-2. Sin embargo, en los últimos 10 minutos del juego, Atlético de Madrid marcó dos goles que los clasificaron a la final de este torneo.

Casi un mes después llegó la segunda decepción. En los cuartos de final de la Supercopa del Rey, Barcelona fue eliminado por el Athletic con un gol al minuto 90+3 de Iñaki Williams.

Lee también   El clásico de Manchester: el City vs el United

Ya sin poder ganar la Liga, a Barcelona solamente le queda por pelear en la Champions, para no finalizar la temporada sin un solo trofeo, algo que sería inédito para Lionel Messi en su gran trayectoria con el conjunto culé.

«Lo dije que si seguíamos de esta manera era difícil ganar la Champions y queda claro que no nos daba ni para LaLiga. Necesitamos un poco de aire y pensar en la Champions. Es una competición de cero. Hay que cambiar muchísimo y hacer mucha autocrítica y no pensar que perdimos porque el rival fue mejor. Así, el partido del Nápoles lo vamos a perder», fue la autocrítica de Lionel.

La otra liga: Tercer puesto

El Atlético será tercero con un empate ante la Real Sociedad. El Sevilla necesita ganar al Valencia y esperar una derrota de los de Simeone para arrebatarles la tercera plaza. Igual, con el nuevo formato, todos van a Champions

La Europa League

Cuatro equipos se la juegan para dos puestos. Real Sociedad y Getafe dependen de sí mismos. Valencia y Granada necesitan ganar y que sus rivales se dejen puntos. De todos ellos, el equipo de Imanol es el que más cerca lo tiene. Con un empate en el Wanda estarán en Europa la próxima temporada. El Getafe, por su parte, viaja a La Nucía para medirse al Levante. Ganando estará en Europa. Si empata, necesita que o Valencia o Granada no ganen. Si pierde, tendrá que echar un vistazo también a lo que suceda en Los Cármenes y en el Sánchez Pizjuán. Valencia y Granada son los que deberán sacar sus partidos adelantes y esperar un pinchazo obligado de Getafe y Real Sociedad. Este último guarda la carta de la final de la Copa del Rey.

El descenso

El Leganés se resiste a descender. Seguramente era, de los tres habituales en puestos de descenso, el equipo que todo el mundo señalaba en el camino hacia Segunda. Descendidos Espanyol y Mallorca, los del mexicano “Vasco” Aguirre aguantan y se la jugarán en la última jornada con el Celta. Los ‘pepineros’ necesitan ganar al Real Madrid y que no lo hagan los gallegos en el campo del Espanyol. Los celtarras, por cierto, sin Rafinha ni Nolito, bajas por sanción.