Sexo, engaños y Premier: La actriz porno del West Ham

Lo deben haber visto en portales: “Actriz porno (en algunos más decorosos “antigua actriz porno”) es la nueva directora del West Ham”. Se lee desde la página más modesta, hasta el medio más poderoso. Desde Inglaterra, hasta España y bajando al sur, a Argentina.

Emma Benton-Hughes, conocida como Eve Vorley en las tapas de cintas de VHS para adultos en los 90, hoy a sus 55 años fue nombrada directiva del cuadro del martillo. Adicional, hay que decir que a sus 55 años es la novia del máximo accionista y multimillonario David Sullivan.

La noticia vino de Inglaterra, obviamente, donde hay varios tabloides amarillistas. La tendencia de la investigación fue hacia el lado de qué hacía la novia del millonario, cuales filmes realizó (Lesbian Nurses o “Enfermeras Lesbianas, Lesbian secretaries o “Secretarias Lesbianas”) y además, cuáles dirigió, porque una vez retirada de la acción delante de cámara, se convirtió en directora de películas eróticas, entre ellas “Horny Housewives on the job” (Amas de casa cachondas en el trabajo).

De Sullivan, empresario galés y su socio en varios negocios (entre ellos el West Ham) David Gold, poco se dice que su fortuna empezó con el género de pornografía softcore y a finales de los 70, tenía el control de la mitad del mercado de revistas para adultos del Reino Unido, incluidos los títulos más importantes. como Playbirds y Whitehouse, más 150 sex-shops repartidas por todas las islas.

Hay que poner la lupa

Clicks, chistes y memes brotaron. Mientras, el periodismo profundo hacía su trabajo: por ejemplo, The Times, daba en el clavo: “David Sullivan family can go to West Ham United Games”, traducido y recortado: “La familia de David Sullivan puede ir a los juegos del West Ham”.

Aquí está el verdadero asunto. No lo que haya hecho Benton-Hughes con su cuerpo y su carrera. El problema está en que Sullivan y sus socios nombraron de forma exprés directivos a parejas, familiares y amigos para que puedan saltarse las restricciones del Covid-19 y así poder estar en la tribuna.

Lee también   La Premier League confirma otro caso de Covid-19

Otros medios ingleses serios reflejan el repentino aumento de socios en la directiva de West Ham.

Según el protocolo de la Premier League anti-coronavirus, al estadio puede entrar un número reducido de personal, medios, pero en cuanto a directivos no se especifica la cantidad. Así que, West Ham casi que tiene su porra de puros familiares y amigos.

Periodistas más avezados en Inglaterra temen que se “propague” la moda y se aumenten los riesgos de contagio en los estadios al replicarse la medida en otros clubes, más aún en un momento de rebrote en Europa y de descubrimiento de nuevas cepas en el Reino Unido.

¿Qué quiere leer la gente común?

Entramos de nuevo en un debate sobre la labor del periodismo en la actualidad. ¿Solo interesan los clicks? pues, algún periodista que cubre el fútbol inglés ha hecho chiste que la noticia fue tan evidente, que no se quiso ver.

También habla sobre qué quiere consumir el público. ¿El lector hubiese encontrado atractivo una denuncia de ese tipo o solo consume titulares llamativos? De hecho, estudios recientes en toda Latinoamérica indican que cerca del 55% de los lectores en redes sociales se quedan solo con el título y no hacen “clic” para ampliar la información.

La graciosa noticia recorrió el mundo y por ejemplo, The Times, se quedó con una mínima porción de la torta en cuanto a visitas. Y en la mayoría de los casos, los anunciantes, la publicidad, solo se fija en números, en bruto de usuarios (ni calidad, ni valores asociados de marca) para invertir en medios de comunicación.

¿Sobrevivirá el modelo de buen periodismo en este siglo XXI? Es una pregunta recurrente. Los trabajos de investigación, que quizás antes eran consumidos en masa, ahora se reducen a nichos segmentados de público. El debate sobre este tema es largo. Mientras, David Sullivan, sonríe mientras se habla sobre el pasado erótico de su novia.