Shaolin Soccer
Reseña de Shaolin Soccer

 

Shaolin Soccer

Recuerdo que en mi juventud solía practicar el fútbol con inmensa alegría, era aquella época donde «Nacho» Ambriz, «El Capi» Ramírez Perales y demás figuraban en la cancha de algun colegio siendo encarnados por niños que soñaban ser «jugadores de la selección»… De manera infructuosa esos mismos niños (debo admitirlo: me incluyo) trataban de emular las hazañas de Oliver Atton (¡Oliver Atom pues!) al correr con el balón, disparar a portería ceyendo ingenuamente que el balón haría un efecto en el aire para finalmente convertir un golazo… por desgracia todos los balones terminaban «volados» ó cumpliendo condena en la dirección por romper una ventana, golpear algun compañeró, maestro, etc…

Por increíble que parezca hubo un adulto que se atrevió a llevar las hazañas mostradas en Captain Tsubasa a la pantalla grande.

Stephen Chow diseñó un guión un tanto risible pero original dando como resultado que todas las respuestas y conflictos de la vida tienen solución en el Kung Fu.

Shaolin Soccer
Una de las escenas imperdibles de Shaolin Soccer

 

Con un presupuesto relativmente modesto (6.5 mdd) Kwok-fai Yeung elaboró un plan de trabajo adecuado para la producción, eligió locaciones adecuadas y redujo los costos un 7% menos de lo previsto, Chow encargó el rol de fotografía a dos personas, una realizaría el trabajo «convencional» en donde no se requiriera de efectos especiales totales (como el uso de green screen ó blue screen) y el otro llevaría a cabo el rol de fotografía con fines de efectos especiales.

¿Por qué esa decisión?

La película fué filmada en formato 35mm, para lograr en ella los efectos especiales mostrados hacia falta algunos cuantos millones más… al no contar con el presupuesto que permitiera eso se tomó la decisión de grabar las escenas de alto contenido «especial» en un formato digital, así el costo se reduciría notablemente al igual que los tiempos de trabajo, esta producción tiene la particularidad de mezclar «cinta» con «digital» y las diferencias pueden ser apreciadas en algunos puntos (en cuanto a la calidad de imagen).

El rodaje tuvo lugar en Hong Kong y algunos puntos aledaños, en un principio se tuvo la opción de filmar en Corea del Sur pero eso encarecería el trabajo por lo que tras una breve revisión y ajuste el guión estuvo listo en su totalidad para mostrarnos a Sing quien fué interpretado por el mismo Stephen Chow, un joven practicante de Kung Fu quien anhela mostrar al mundo los beneficios del arte marcial y cómo eso puede facilitar la vida, no obstante solo consigue alejar a las personas gracias a su impetuosa forma de ser, es en un día común que conoce a «Pierna de Oro» (Man Tat Ng), un viejo jugador de futbol (lisiado) dispuesto a entrenarle y formar un equipo competitivo para jugar un torneo del cual no hay muchas esperanzas (en principio), no obstante Sing razona que es una oportunidad perfecta para difundir el Kung Fu y que la gente se anime para aprenderlo.

Lee también   Los dueños millonarios en la Premier League

Shaolin

Con la participación de actores conocidos años atras por trabajos en las cintas del maestro Wong Kar Wai la película comenzó a presentar interés en algunas compañías, de esta forma la marca alemana Puma decide apoyar el trabajo uniendose como patrocinador (gracias al cielo), Chow admitió haberse inspirado en el anime Captain Tsubasa para el desarrollo de la película, al mismo tiempo que hace «homenajes» a su ídolo Bruce Lee durante varios puntos de la película, el ejemplo mas claro es el de «Mano Vacía» el portero del Equipo Shaolin quien en algún momento se muestra posando como el mítico artista marcial (ademas de la indumentaria parecida a la mostrada en «Game Of Death»),

Shaolin-Soccer-004

La distribución de la película fué modesta, sin mayor éxito en taquillas recuperó con creces en su ventas al formato DVD junto al «exito» logrado en Latinoamérica y la venta de derechos para su transmisión en Tv en diversas partes del mundo (TV Azteca se hizo de los derechos aquí en México).

La crítica alabó su «frescura» e inocencia, muestra unos diálogos risibles y un humor agradable haciendo con esto una película que levantara a la industria cinematográfica de Hong Kong, si bien no ganó algún premio basta con estar entre el gusto del público ó en la memoria de muchos fanáticos del futbol.

Calificación: 3 estrellas y media.

La película tiene un buen desarrollo, demasiada fantasía (eso la hace ganial) pero los efectos especiales y el haber mezclado el formato digital con el 35mm dá en el traste al buen trabajo de fotografía que se estaba realizando.

De esta pelícua me quedo con los guiños a Bruce Lee, así com el homenaje que hace Sing a Kojiro Hyuga (¡Steve Hyuga pues!).

¿Ya la vieron? Por favor dejen su comentario y seguiremos hablando de esta y otras películas en la bendita zona de comentarios, el equipo de FutbolSapiens estará eternamente agradecidos con saber su opinión.

Les mando un cordial saludo y nos leemos pronto.