Sheriff, Young Boys, Brujas… Así puntuaron los “underdogs” en Champions

La primera jornada de la fase de grupos de la Champions League 2021-22 estuvo signada por la decepción de los aficionados de Messi y Cristiano Ronaldo que querían ver a sus ídolos aplastar a sus rivales. De hecho, si agregamos al Sheriff ganando en su debut, podemos hablar de una jornada de cenicientas.

Young Boys y Brujas fueron quienes dieron más de que hablar. Pero, ¿Cómo lo hicieron? Vamos a tratar de explicarlo desde la pizarra.

 

Un  equipo sin miedo

Es interesante como el norteamericano David Wagner (aunque nacido en Alemania) planteó el partido. Young Boys llegó a la fase de grupos tras deshacerse del Slovan de Bratislava, el Cluj rumano y el Ferencvaros húngaro. YB ha ganado las últimas cuatro ligas de Suiza, pero tocaba dar una campanada internacional.

Con el Manchester United de Cristiano al frente, El Young Boys planteó el mismo dibujo táctico que su oponente: 4-2-3-1.  No se escondió y Wagner fue valiente al proponer desde el principio, intentando no quedar desequilibrado sabiendo el potente arsenal ofensivo del rival. La insolencia se pagó caro, pues al 13, Cristiano marcó gol.

Al 32, se inclina la balanza. Aaron Wan-Bissaka es expulsado. Deja descompensado el lateral derecho del United. Paciera que el Manchester tiene un techo con Ole Gunnar-Solskjaer, pues no reaccionó bien a la pérdida. Dio ingreso posteriormente a Raphael Varane, pero el sector derecho quedó sumamente desprotegido.

Parado tactico promedio según Sofascore

Young Boys empezó a defender en bloque alto. Wagner se la jugó: liberó totalmente al lateral izquierdo Ulisses García (21) para atacar la banda dereceha del United e internalizó a Moumi Ngamaleu (13) . Fue un atacante voraz y el United quedó timorato. Los números finales lo evidencian: el cuadro suizo disparó 19 veces contra dos de los diablos rojos.

En el complemento, United no se rearmó bien y siguió la ofensiva, vulnerando la banda derecha del united y un Ngamaleu con mucha más llegada y por el interior. Precisamente fue el  camerunés quien marcó el 1-1.

Los compañeros de CR7 no reaccionaron, y parecía una clase recitada. Meschak Elia (15), el nueve del equipo, se dedicó más a atacar que a pivotear, pues a partir del complemento, Jordan Siebatcheu, comprado al Rennes por dos millones y medio, se encargó de fustigar al rival. Y al 95, consiguió marcar para un triunfo inolvidable.

El “súper tridente” anulado

En Bélgica, se esperaba que  Paris Saint Germain con Messi, Mbappé y Neymar al frente se devorara al modesto Brujas. Pero, les terminó sacando un corajudo empate e insistió con fuerza de cara al arco rival.

PSG salió con su clásico 4-3-3 y Brujas, para contrarrestar, tuvo un 3-5-2, con un cinco muy lineal en el medio campo. La intención es destruir la medular y replegarse con cinco cuando ataque PSG, un libreto muy usado en equipos en desventaja en plantillas.

La mencionada resistencia no duró mucho.  Ander Herrera anotó al minuto 13 y se presagiaba una paliza de escándalo. Pero en vez de esconderse, el  DT Phillipe Clemente optó por estabilizar al equipo y tirar hacia adelante.

Lee también   Ferdinand se deshizo en elogios con Cristiano Ronaldo

Pasó a jugar 4-4-2, en diamante en el centro. Con Hans Vanaken (20) como enganche y Charles de Ketelaere (90) junto a Noa Lang  (10) como puntas. El ajuste defensivo fue juntar a Clinton Mata (marcador derecho, 77) con Kamal Sowah (carrilero derecho, 19) para tapar a Mbappé que estaba haciendo mucho daño por la izquierda bastante lejos de la arquería. Y aunque defendió en bloque medio-alto, dejó muy atrás, como líbero a Stanley Nsoki (4) por si acaso se colaba un contragolpe.

Parado tactico promedio según Sofascore

El gol del empate llegó rápido, al 27 obra de Vanaken. Pero la tónica prosiguió así, durante todo el partido. De hecho, Brujas terminó defendiendo más adelante que PSG, que terminó proyectando solo al lateral derecho, Hakimi, dejando a casi todo el equipo resguardando y eso provocó que el equipo tuviera una ruptura con sus figuras Mbappé-Messi-Neymar. Al no tener contacto con ellos, se destruyó el juego ofensivo y los belgas ganaron esta batalla desigual de ajedrez. Brujas intentó llegar 16 veces a gol, contra nueve del PSG.

Sheriff crecido

Nuestro último underdog a lo mejor no tiene las diferencias de los casos anteriores, pero dejó buen gusto al vencer al Shaktar Donetsk, un clásico de la Champions League y fue sorpresivo que le derrotara en su feudo de Tiraspol.

La historia del Sheriff, del estado que no es estado, ya la hemos contado. Así que pasamos a analizar como ganó a un equipo habitual de Champions y uno muy importante en Ucrania.

Primero, aunque es debutante, Sheriff ha tenido refuerzos de lujo, como Adama Traoré, (no confundir con el de Watford, este es de Malí).  Con él, el equipo hace un 4-3-3 muy interesante, partiendo el español con fuerza por la derecha, como extremo.

A diferencia de los underdogs anteriormente mencionados, aquí Sheriff sí defendió en bloque bajo, muy cerca del arco e incorporando a volantes del tridente para formar una línea de cinco que aguantó a un Shaktar insistente.

Parado tactico promedio según Sofascore

Sin embargo, tuvo a Cristiano (no Ronaldo) (15), lateral izquierdo como figura prominente, pues le dio salida certera por la izquierda a su equipo y se encargó desahogar de buena forma. Rompió juego del rival y colaboró al ataque.

Adama (9), partía de más atrás y tuvo incursiones sin ser referenciado, siendo la principal figura del equipo.  Así cayó la primera diana del equipo y luego, con la entrada de Momo Yansane , se impuso 2-0 en un resultado importante, en un grupo difícil, para aspirar a la plaza de Europa League.

Aquí fue importante la resistencia. Shaktar fue 21 veces por el gol, mientras que Sheriff lo hizo 11 veces.  Fue fundamental el apoyo en la defensa del mediocentro Edmund Addo.