Te presentamos a la Team Manager del Bayern, la mujer más poderosa del club

Te presentamos a la Team Manager del Bayern, la mujer más poderosa del club
Te presentamos a la Team Manager del Bayern, la mujer más poderosa del club

«No lo sé, vamos a hacer lo que nos deja hacer Kathleen y lo que no». La frase la soltó Hansi Flick luego de ganar la Bundesliga de este año, en cuanto a festejos en medio de la pandemia y más, teniendo adelante el compromiso de jugar Liga de Campeones.

La dama a la que hace referencia el técnico es Kathleen Krüger, la manager del primer equipo. Una dama poderosa, como la misma Bundesliga la ha calificado. La chica, de 35 años, es la encargada de logística, alimentación, enlaces de publicidad y demás asuntos de un equipo profesional del Bayern Múnich.

Con ocho años en el cargo, es el punto de contacto de toda la plantilla de estrellas al mundo exterior. Y viceversa. Es la única “no-jugadora” presente en el grupo de WhatsApp de la plantilla y de hecho es la administradora.

“Mandan videos subidos de tono y chistes fuertes. Yo los leo, me río en soledad, pero no respondo. Mi deber está en que los muchachos estén bien. Mi deber es comunicarles todo, que estén bien y tengan éxito”, dijo en una entrevista a los medios oficiales de la Bundesliga.

«Señor Flick, por acá por favor»

Pudo ser futbolista, pero…

Fanática de los más ganadores de Alemania desde la infancia, Krüger fichó por el club a los 18 años en 2003, pero a los 24 ya se había retirado del Bayern femenil y ya estaba haciendo planes para su futuro después del fútbol. “Dejé de jugar porque requería un gran esfuerzo por un sueldo bajo y, además de jugar, todos estudiamos o trabajamos”, dijo Krüger a fcbayern.com .

La nativa de Baviera comenzó un curso en Gestión Internacional junto con su trabajo en el equipo femenino, pero su gran oportunidad llegó cuando fue probada como asistente de Christian Nerlinger, el exdirector deportivo del club, en 2009. “Hice un período de prueba de tres meses y conseguí el trabajo”, recordó, terminando su curso de gestión y asumiendo un puesto permanente en el Bayern.

“Siempre quise trabajar en el lado del fútbol, pero fui lo suficientemente realista como para saber lo atractiva que es una industria y los pocos trabajos que hay. Que trabajo en mi deporte, para mi club, ¡es como si me hubiera ganado la lotería! ”.

Lee también   9 entrenadores que tuvieron problemas legales

Desde 2012, ejerce el cargo y ha sido el mejor soporte para Jupp Heynckes, Pep Guardiola, Carlo Ancelotti y otros tantos y grandes entrenadores que han pasado por el equipo. Hoy, en época de pandemia, es de gran ayuda para Flick.

“Normalmente debo llegar un días antes a los sitios donde vamos a jugar. Ver hoteles, dirigir las comidas. Ahora el trabajo se multiplica porque debo ser estricta con el protocolo sanitario”, dijo recientemente.

«¡Señorito! suficiente por hoy»

Un trabajo duro

Por estos días, Bayern llama la atención por haber barrido el suelo con Barcelona. Pero detrás de eso, hubo trabajos físicos bien cuidados, trabajos especiales en pandemia. Una dinámica que exigió a la simpática rubia y que gracias a su carácter, rígido pero dulce, ha logrado que los jugadores sigan todo al pie de la letra y vayan subiendo la escalera del éxito.

Pero, Krüger es la única dama en toda la Bundesliga en desempeñar este trabajo. ¿Hay dificultades por ser una chica?: “Todos tenemos el mismo objetivo: ser profesionales en nuestro trabajo y tener éxito».

Ocasionalmente, su género también tiene sus ventajas, ya que los jugadores se muestran receptivos a su enfoque accesible de trabajar entre ellos a diario. «Si un jugador tiene muy pocas ganas de asistir a un evento de patrocinio o marketing, le hago un guiño y hago todo lo posible para convencerlo», dice.

«Mejor me llevo esto antes de que alguien lo rompa»

Disponible 24/7

Durante el juego, ella está en la cancha y usa auriculares como la persona responsable de comunicar la información del personal médico al entrenador (en este caso, Flick) cuando un jugador está lesionado. Su jornada laboral solo termina cuando los jugadores regresan a casa después de un partido.

Entonces, ¿Krüger alguna vez se apaga? “Sí, durante unos días en verano y durante el período navideño”, confiesa entre risas. De lo contrario, está disponible para los jugadores los siete días de la semana, las 24 horas. Las estrellas deben estar bien cuidadas. «Ese es simplemente el trato que firmé», dice con franqueza. “Nunca me quejaría del trabajo. Amo demasiado mi trabajo”.

Con información de los medios de la Bundesliga y FC Bayern