Poco tuvo que hacer la selección mexicana ante la selecta. Si se complicó fue porque los mexicanos quisieron. Mucha afición para tan poca selección salvadoreña.
Lee también   Balonazo al chavo del 8