Aún con todos sus defectos (multipropiedad, pacto de caballeros, decisiones arbitrales cuestionables, etc.) la liga mexicana sigue siendo mejor que la estadounidense.

Las palabras de Landon Donovan suenan a ardilla.

Lee también   Amistosos confirmados