Basel hace historia. Avanza a la siguiente ronda y consuma el fracaso de Manchester en Champions.

A lo largo de toda la Champions, Manchester United hizo todo lo posible para no avanzar a octavos. Dejó escapar puntos en casa, no impuso de visita y su nivel de juego, dado el plantel y técnico que tiene, estuvo muy por debajo de lo que demanda el certamen. Si a ello agregamos la nómina de lesionados que jornada tras jornada se hizo presente, pues las cartas para los Devils estaban marcadas.

La última estocada se las dio Basel en Suiza. Un equipo modesto, con gran talento individual de algunos de sus jugadores, pero sobre todo con más corazón que con futbol puede presumir tanto de avanzar a la siguiente ronda como de haber echado a un monstruo como el United. Streller, Shaqiri, los Frei y Sommer hacen historia con el equipo suizo y entendieron la magnitud de lo que se jugaban.

Basel abrió el marcador al minuto 9′ con gol de Streller, anotación que puede someterse a la polémica luego de que tras el disparo había un defensor, Smalling, lesionado en el área del United. Posteriormente, los suizos le cedieron el balón al rival. Los Devils lucharon contra la presión y el entendimiento en la cancha; poco a poco se encontraron y generaron opciones de gol, pero ya sea por atajadas de Sommer o yerros increíbles de Rooney o Park se fueron al descanso con la desventaja del uno a cero.

Para el segundo tiempo, Basel salió con otra cara y apostó por atacar en breves periodos al cuadro inglés. Sin embargo también se mantuvo en su línea de prestarle el esférico al United y aprovechar un contragolpe. En este lapso, la escuadra de Ferguson buscó el empate de forma desesperada y eso complicó que concretaran llegadas. Incluso la más clara que tuvieron los Devils para empatar fue un remate de Steinhöfer, defensa del Basel, que hizo cimbrar el travesaño.

Lee también   ¡Por fin ganó la Roma!

Con más resignación que otra cosa, Manchester se distrajo en una jugada bien elaborada por Basel y Smalling se durmió para que apareciera Frei e hiciera el segundo para los suizos al minuto 84′. Ya con el tiempo encima, con la eliminación a cuestas, Jones descontó por la visita a un minuto del final. Pero el daño ya estaba hecho.

Basel se impuso 2-1 y de manera ya no tan sorpresiva se mete a octavos. Por su parte, Manchester accede a Europa League y ahí buscará borrar un poco, si es que puede, del fracaso conseguido en la Champions.