Gran exhibición del Lille francés ante el CSKA de Moscú en duelo correspondiente a la quinta ronda del grupo «B» de la Champions League.

Esta noche y ante un clima gélido, los galos consiguieron el único resultado que les permitía seguir con vida en la justa continental y lo lograron borrando de la cacha al CSKA que nunca pudo emparejar las acciones del juego, y es que desde el primer minuto la visita impuso condiciones, tocó mejor el balón y encontró espacios en la zona defensiva del rival que salió poco concentrado en una primera mitad que milagrosamente terminó sin goles en contra para los locales.

Pero para la segunda mitad no los iban a perdonar. Curiosamente fue un autogol de esos que no se ven todos los días el que abrió la puerta del triunfo para los franceses. Berezoutski se mandó un golazo, penosamente en su propia puerta apenas a los cuatro minutos de la complementaria.

Después el monólogo galo prevaleció. Llegó el segundo obra de Moussa Sow y pudieron ser dos o tres más en un triunfo merecidísimo para el Lille que llegó a cinco puntos, ahora empatado con el CSKA y con el Trabzonspor que hoy recibe al Inter en un partido que de perder, dejaría segundo a los franceses y con muchas opciones de meterse a la siguiente ronda.

Lee también   Atlético de Madrid derrotó por la mínima al Betis