Dramático juego fue el que se vivió el día de hoy en el Meazza, el conjunto de Ranieri pese a que hoy sacó el empate después de ir abajo dos por cero en el marcador, no logra salir de la mala racha.

El Inter pasa por un momento terrible en lo que va de la temporada. Cuenta con una defensa que parece cabaret, una media que no defiende ni ataca, y una ofensiva que no mete ni una teniendo el arco solo.

Pese a todo esto, varios jugadores del conjunto neroazzurro se cargaron al equipo al hombro, y lograron calmar un poco las aguas.

Durante el primer tiempo el Inter jugó con ganas, pero sin paciencia. Es por eso que al momento de irse al ataque quedaba totalmente desprotegido, y de ahí es donde el Catania demostró ser frío y letal, es por eso que en dos ocasiones pudo hacer daño de esta forma a la escuadra de Ranieri.

La primera anotación del encuentro fue una de las dos descolgadas que tuvo el conjunto visitante. Marchese condujo, levantó la cara, encontró y desahogó en Gómez, éste recortó a Nagatomo y la puso al palo contrario de Julio Cesar.

Al minuto 38′, nuevamente el Catania sacó sus armas y la volvió a aplicar. Pese a que la anotación de Izco era un claro fuera de lugar, la defensa del Inter quedó totalmente exhibida, mostrándose lenta y perdida.

Ya durante la parte complementaria, Ranieri sabía que era a matar o morir. Lanzó a Sneijder, sacando a Faraoni, para que el holandés jugará detrás de Forlán, Pazzini y Milito.

Al minuto 71, llegó el descuento del Inter por parte del hombre del partido, Diego Forlán, sacando un disparo sin mucha colocación, pero con bastante potencia, en donde finalmente Carrizo fue incapaz de desviar.

Lee también   Diego Forlán recibió propuesta para asumir cargo directivo en el Independiente

Con el gol, el Internazionale creció, y ocho minutos más tarde después de haber metido el primer tanto, Diego Milito, se hizo presente y puso a vibrar al Meazza, con un disparo cruzado que se terminó incrustando en el fondo de las redes.

Al 90′, Pazzini tuvo la que hubiera cambiado el rostro de la afición neroazzurra, sin embargo terminó por errar de una forma increíble. De esta forma se podría decir que el Inter después de haber pasado lo que pasó, consigue un agridulce empate.

Con este resultado, la moneda queda en el aire, parece ser que Ranieri no continuará más en el banquillo. La prensa italiana maneja que con la salida de Villas Boas del Chelsea, Ranieri estaría dando las gracias para que el portugués llegue al Inter.