Bailando al rival, América vence 3-0 a Cruz Azul.

Las Águilas empezaron con mayor número de pases y elaboración de jugadas, mientras los Celestes tenían una tibia presencia en territorio local. América tuvo mayor solidez con la reaparición de Diego Reyes y Rubens Sambueza y los de La Noria, simplemente siguen extrañando la baja de Javier Aquino, al no tener un jugador con ese desequilibrio.

Otra vez Christian Benítez se mostraba participativo, pero en sus primeras jugadas parecía tener la mente en otro lugar con errores de técnica, hasta que terminó su sequía goleadora y anotó de palomita para el 1-0 en el Estadio Azteca y antes del medio tiempo, repitió la dosis con un remate raso desde afuera del área.

Corrían 37 minutos y el juego ya contaba con varias tarjetas preventivas, la zaga americanista tenía a Rodríguez y Mosquera pintados de amarillo, pero fue Israel Castro quien se fue expulsado en una jugada que parecía intrascendente en medio campo: barrió con los tachones arriba y al frente sobre Rubens Sambueza; Marco Rodríguez no dudó en dejar a los cementeros jugando con diez.; situación que igualó Paul Aguilar al pegarle al Cata Domínguez para ganarse la roja, dejando la igualdad de hombres en el campo con treinta minutos por delante.

Sin embargo los de amarillo tuvieron varias jugadas de peligro y fue en un tiro de esquina, cobrado por Sambueza, donde el ecuatoriano logró su hat-trick con un remate de cabeza que supero fácil a Corona. Miguel Herrera provocó la ovación del número 11 al sustituirlo por Narciso Mina y el Azteca se le entregó a Benítez. De inmediato Mina generó dos de peligro en el área azul. Los visitantes fueron tan fríos este día que ni la más clara de Teófilo Gutiérrez, solo frente a Muñoz, pudo concretar y al final fue un Clásico Joven que se convirtió en un baile de XV años.

Lee también   Pa´ti no hay

Por Antonio Enríquez