Cuando parecía que Argentina se iba de Barranquilla con otra derrota y con un problemón hacia el interior de la selección, apareció Lionel Messi y, junto con Agüero, dieron vuelta el partido, se colocaron como escolta de Uruguay, y le dieron oxígeno a Sabella de aquí al próximo juego eliminatorio.

Pero fácil no fue. Los colombianos salieron a comerse la cancha, muy a su estilo, con mucho toque lateral, pero siempre amenazantes con la velocidad de sus delanteros James, Jackson y Pabón. Fue precisamente este último el que puso el 1-0 poco antes del descanso.

Para la segunda parte los argentinos salieron con otra disposición, más agresivos, más dispuestos. Messi comandó todo, como se lo exigen sus paisanos. Pidió siempre el balón, lo retuvo, dribló hasta recibir las faltas y desesperó a la defensa amarilla. Así Argentina ganó metros, espacios, balones y confianza.

Messi empató al 61′ luego de un rechace confuso entre el arquero Ospina y Yepes. Ahí aumentó la fe albiceleste y aumentaron su dominio.

Leonel Álvarez se la jugó toda al contragolpe, pero ya no pudo llegar mucho a la portería de Romero. Desábato y Mascherano fueron pieza clave.

Finalmente, al 85′, cuando parecía que todos se daban por bien servidos con el empate, Sergio Agüero empujó con coraje un balón que le quedó a modo luego de un rechace de Ospina, quien en la primer jugada había detenido un gol casi hecho.

Triunfo merecido para Argentina, que se irá al receso eliminatorio con menos ebullición. Llegó a 7 puntos.

Colombia no pudo aprovechar la doble jornada de local. Sólo acumuló dos puntos y se quedó con 4.

Lee también   BAY 3-0 NUR | Exhibición bávara

Así jugaron

Colombia: Ospino; Zúñiga, Mosquera, Yepes, Armero; Pabón (Mauricio Moreno 61′), Bolívar, Abel Aguilar (Diego Arias 76′); Rodríguez; Adrián Ramos, Arley Martínez (Darwin Quintero 76′).

Argentina: Romero; Zabaleta, Burdisso (Desábato 37′), Fernández, Clemente Rodríguez; Sosa, Braña, Mascherano, Guiñazú (Agüero 46′); Messi, Higuaín (Gago 86′).