Con solitario gol de Gonzalo Higuaín, Argentina avanza a semifinales y se enfrentará al ganador de Holanda vs Costa Rica.

Previo: Argentina pasó a cuartos de final después de derrotar por 1 gol a Suiza, a dos minutos de irse a penales. Bélgica también se fue al alargue contra Estados Unidos, en donde resolvió con un 2-1. El último antecedente de ambas escuadras en mundiales se remonta a las semifinales de México 1986, a favor de Argentina con dos goles de Diego Maradona.

El arranque: Los primeros minutos se pintaron de azul y blanco. Argentina tomó la pelota y avanzó con intenciones de abrir la puerta belga. El que lo intentó primero fue Ángel di María, con dos intentos desde fuera del área que se encontraron a la defensa rival. Sin embargo, una participación fortuita de él le abriría el mar a Argentina.

El quinto del Pipita: Después de una jugada individual de Messi, éste cedió a Di María. El jugador del Real Madrid quiso filtrar un balón al área que fue desviado. El rebote salió hacia la posición de Higuaín, quien la agarró botando y la puso lejos de la posición de Courtois. Minuto 8 y teníamos el 1-0.

Bélgica reacciona: Con el gol, los belgas complicaron las llegadas de los sudamericanos, aunque todavía tuvieron que contener la respiración con una llegada de Lavezzi, sin claridad. Entonces los europeos buscaron opciones al frente, aunque tampoco podían hacer mucho, tanto por la defensa albiceleste como por errores propios en el penúltimo toque. Aunque llegaron, la única posibilidad se la generó Kevin de Bruyne con un tiro fuera del área que fue correctamente atajado por Sergio Romero.

Alerta en Argentina: Al minuto 33, Ángel di María tuvo que salir de cambio por lesión. Salió por propio pie, así que las posibilidades de una lesión seria son mínimas.

Lee también   Amargo, amargo

La última del primer tiempo: Entre tres jugadores acorralaron a Messi a escasos centímetros fuera del área y sucedió lo clásico de este tipo de situaciones: cometieron falta. El encargado de cobrarla fue el mismo Lio, quien envió la oportunidad por encima del marco. Así terminaba un primer tiempo rico en llegadas por ambos lados y lucimiento defensivo, pero pobre en claridad y contundencia.

El segundo tiempo: Ambos equipos comenzaron de manera parsimoniosa, pero pronto la escuadra argentina volvió a apoderarse del encuentro. La más clara fue una jugada que se armó Higuaín, con caño incluido a Kompany que terminó pegando en el poste. Bélgica seguía buscando, por su parte, y le dio entrada a Dries Mertens y Romelu Lukaku, pero no encontraban por dónde. A partir de este momento, el partido se volvió propiedad de Argentina en cuanto a llegadas, con todo y que parecían más dispuestos al contragolpe. Bélgica se adueñó del partido en los últimos 10 minutos, pues Higuaín salió de cambio por Gago y se quedaron sin referencia en punta.

La última de Argentina: A dos minutos de finalizar el tiempo agregado, ganaron el contragolpe que esperaban. Parecía ideal, pues quedaba Messi contra Courtois. El joven arquero salió con atigencia y evitó el 2-0. Sin embargo, no fue suficiente para que Bélgica pudiera reaccionar y Argentina ganó 1-0.

 

ASÍ JUGARON

ARGENTINA: Sergio Romero; Pablo Zabaleta, Martín DeMichelis, Ezequiel Garay y José María Basanta; Ezequiel Lavezzi (Palacio, 71′), Lucas Biglia, Javier Mascherano y Ángel Di María (Pérez, 33′); Lionel Messi y Gonzalo Higuaín (Gago, 81′)

BÉLGICA: Thibaut Courtois; Toby Alderweireld, Daniel Van Buyten, Vincent Kompany y Jan Vertonghen; Axel Witsel y Marouane Fellaini; Kevin Mirallas (Mertens, 60′), Kevin De Bruyne y Eden Hazard (Chadli, 75′);  Divock Origi (Lukaku, 59′).