En el arranque de la Premier League, Arsenal pierde 1-3 con Aston Villa en el Emirates Stadium.

PINTABA PARA BIEN. Apenas a los seis minutos de juego se abrió el marcador. Arsenal se puso arriba con gol de Oliver Giroud, anotación que hizo pensar en un torbellino de anotaciones por parte de los Gunners pues ellos mandaban en la cancha.

SORPRESA, SORPRESA. Al minuto 22 Aston Villa y Christian Benteke dieron el primer aviso de pesadilla para Arsenal. Como si se tratara de una broma, como queriéndoles decir «esto es una probadita de lo que les espera», el belga falló la oportunidad de convertir desde los once pasos, desperdició un penal, no obstante en el rebote mandó el balón a las redes.

POR SI NO LES QUEDÓ CLARO. Al 61′ la broma continuó. Arsenal volvió a regalar un penal y Benteke nuevamente lo ejecutó. A diferencia del primero no falló y puso el segundo para la cuenta de un Aston Villa que era dominado en posesión, pero que le sacaba jugo a las acciones de peligro.

SE VINO LA NOCHE. Peor no podían ponerse las cosas. Perdiendo en casa, alucinando a Benteke, cometiendo faltas tontas e innecesarias, los Gunners se quedaron con 10 hombres al 67′ por la expulsión de Laurent Koscielny. Fue la debacle total.

EL TIRO DE GRACIA. Con superioridad numérica, ventaja en el marcador, dominando al adversario en lo anímico, Aston Villa remataría al anfitrión al 85′ con gol de Antonio Luna. La pesadilla fue rotunda.

Y PUDO SER PEOR. Todavía en el último minuto Aston Villa pudo cerrar la humillación con remate de Leandro Bacuna, quien se vio noble para no propinar el cuarto tanto en la cuenta.

Lee también   Perdieron contra el mundo

LO QUE VIENE. Arsenal visitará a Fulham, mientras que Aston Villa recibirá a Liverpool en la segunda fecha.