Por la fecha 5 del Apertura 2013, Atlas empata 1-1 ante Pachuca con goles de Fernando Cavenaghi y Matías Vuoso.

El Previo. Los días de Omar Asad parecen estar contados. Atlas llegaba a este partido sin conocer el triunfo, con dos empates y dos derrotas; la última, una estrepitosa goleada ante el América. Pachuca es la otra cara de la moneda. El equipo de Gabriel Caballero ha sido de los que mejor futbol ha mostrado a lo largo del Apertura 2013. En su último encuentro empató a un gol ante León en casa.

Conejo salvador. El primer tiempo en el Estadio Jalisco fue un verdadero recital de fallas. Los primeros 45 minutos, a pesar de haber terminado sin goles, fueron un deleite para el ojo ávido de espectáculo. Matías Vuoso tuvo la primera clara al 21′ con un disparo cruzado que el Conejo Pérez salvó milagrosamente con una estirada de pierna.

El viejo Bravo. Corría el 30′ y Omar Bravo se acordó de su pasado en Tigres, Kansas City y Cruz Azul. El mochiteco recibió un pase en el área, solo y su alma, y la terminó volando a la grada superior del Estadio Jalisco. Una falla increíble.

Turno de los «Tuzos». Así como fallaron los locales, los visitantes no se quedaron atrás. Disparos de Ludueña y Nava pasaron a centímetros de la portería defendida por Miguel Pinto. Sobre el cierre de la primera mitad, Pachuca tuvo la más clara en los pies de Riascos, Ludueña, Cavenaghi y Pizarro. Los cuatro ofensivos se hicieron bola dentro del área, pasearon la pelota de un lado para otro y nunca supieron como definir.

Lee también   Pirlo lo resuelve con clase

De «Culebra» a «Lombriz». Duvier Riascos tuvo un mano a mano, apenas iniciado el segundo tiempo, que no pudo concretar. En el rebote, Rodolfo Pizarro tampoco supo definir. El colombiano sigue mostrando una difícil adaptación a su nuevo equipo tras su exitoso paso con Xolos.

¡No lo cante! Omar Bravo conseguía abrir la cuenta al 59′, con una palomita, y el Estadio Jalisco explotaba de alegría. Sin embargo, el línea lo anuló inmediatamente por una posición fuera de juego.

Apareció ‘Cavegol’. Sobre el 61′, Cavenaghi rompió el festival de fallas en Guadalajara. La jugada inició con un gran pase de Ludueña para Pizarro, quien a su vez habilitó a Cavenaghi para que este simplemente empujara la bola.

Un final de película. Tras el gol, Pachuca aflojó. Atlas recuperó la bola y comenzó a ser más agresivo poco a poco. Sobre la hora, el Estadio Jalisco se transformó en un escenario digno de Hollywood. Una torrencial lluvia con truenos comenzó a caer sobre el campo de juego, haciendo casi imposible el juego a ras de césped. Atlas comenzó a bombardear el área hidalguense en busca del milagro que llegaría en el descuento. Antes del milagro, el Conejo Pérez se mandaría una salvada épica ante un riflazo a quemarropa de Omar Bravo. En el 93′, Vuoso encontró una pelota en el área y fusiló por abajo a Pérez. El naturalizado corrió por la banda a festejar con pasión desmedida. La gente se volvió loca en el Jalisco. Un final de película.

Lo que sigue. Atlas visitará a Morelia el próximo Viernes, mientras que Pachuca recibirá el Sábado al América, ambos correspondientes a la fecha 6.