El Celta de Vigo y el Atlético de Madrid disputaron un espectacular partido en el Vicente Calderón donde los locales salieron ganadores con un marcador de tres goles a dos.

Desde el principio hasta el final, el Celta fue el dueño del balón, generando ocasiones y siempre atento en la defensa. El primer gol llegaría en menos de cinco minutos a través de Cabral, luego de un falló de Moyá en un tiro de esquina, el defensor solo tuvo que empujar el balón con la cabeza.

El empate rojiblanco no tardaría en llegar. Yannick Carrasco metió un centro desde la banda izquierda donde encontró a Fernando Torres quien hizo un acrobático movimiento para mandar el balón a las redes.

Los gallegos se encontraban en su mejor momento. Mantenían el juego bajo su mando, pero apareció un penal sobre el «Niño» Torres, que este mismo, también falló, aumentando el calvario que tiene el Atlético con las penas máximas.

Ya en el segundo tiempo, Guidetti sería el autor del segundo tanto a los 78′. Un gran pase de Wass y la gran definición del atacante ponía al Celta a soñar.

Pero algo que tienen los colchoneros es que no se dan por vencidos. El belga Carrasco, de gran partido, empataría el encuentro al 86′, luego de conectar una volea que vencería a Sergio Álvarez.

Por último, llegaría la conexión francesa. Kevin Gameiro recibiría un centro de Ángel Correa, pero este en vez de remetar de cabeza, le dejó el balón a su compatriota, Antoine Griezmann, quien empujó el balón para concretar la remontada y darle cifras definitivas al encuentro.

Lee también   México vagabundos: ¡Subcampeones mundiales!

Con estos resultados, el Atlético de Madrid sigue en zona de Champions en el cuarto lugar y a cuatro del Sevilla. Mientras tanto, el Celta sigue en la mitad de la tabla, específicamente en el décimo puesto.