En partido de Ida correspondiente a los Dieciseisavos de Final de la UEFA Europa League, el Copenhague recibió en Telia Parken al Atlético de Madrid.

Apenas a los 15 minutos del encuentro parecía gestarse la sorpresa de la jornada, ya que el conjunto local se adelantaba con anotación de Viktor Fischer, provocando un enorme susto a los Colchoneros, quienes no tenían presupuestado un inicio adverso.

Pesa a verse abajo, los dirigidos por Diego Simeone supieron recomponer, dar la vuelta al marcador y llevarse la ventaja de 1-2 al descanso, luego de las anotaciones conseguidas por Saúl Ñiguez al 21′ y Kevin Gameiro al 37′.

Griezmann se hizo presente con una soberbia anotación.

Ya en la parte complementaria, el cuadro danés intentaría equilibrar la situación y buscaría el tanto que le permitiera igualar, sin embargo, cuando parecía mejor ubicado en el campo, llegó un maravilloso gol del francés Antoine Griezmann al 71′, que parecía sentenciar la el partido de Ida y ponerle las cosas muy complicadas al Copenhague.

Aún quedaría más por ver del conjunto rojiblanco, ya que Vitolo también logró hacerse presente en el marcador al 77′, para decretar así el 1-4 definitivo, que pone al Atleti a las puertas de los Octavos de Final y a los daneses con una misión casi imposible de lograr la próxima semana en el Wanda Metropolitano de Madrid.

Lee también   Atlético de Madrid golea y califica a octavos caminando