Por la vuelta de las semifinales en la Copa Libertadores 2013, Atlético Mineiro vence 2-0 a Newell’s en tiempo regular con goles de Bernard y Guilherme, y avanzó a la final en penales.

Y aunque suene repetitivo, la Copa Libertadores nos entrega otra noche épica, llena de magia, dramatismo y pasión desmedida. Después del infartante pase de Olimpia anoche ante Independiente de Santa Fe, el segundo torneo de clubes más importante del mundo nos tenía preparado el platillo fuerte de las semifinales: el Newell’s bielsista de Martino, el letal y desordenado Atlético Mineiro de Cuca y, por supuesto, el factor mediático y futbolístico «Ronaldinho».

El despliegue de la Lepra en Rosario hace una semana había sido categórico. Su superioridad sobre los brasileños fue incuestionable, llevándose una ventaja difícil de remontar a Belo Horizonte. Sin embargo, el Galo dejó atrás sus prejuicios y arrancó de manera perfecta el partido. Al 3′, casi saliendo del vestidor, Bernard ponía el primero tras una gran asistencia de Ronaldinho.

Veinte minutos más tarde, el panorama para Newell’s empeoraría con la salida por lesión de su estandarte anímico, Gabriel Heinze, luego de una fuerte plancha. El empuje del Mineiro era agobiante, pero el equipo de Martino esperaba hambriento los contragolpes. Así causaron su primera de peligro al 28′ con un escape de Maxi Rodríguez, en combinación con Figueroa, terminando en un remate que Víctor escupiría con las manos. Sobre el cierre del primer tiempo, Nahuel Guzmán evitaría la apertura del marcador sacándole un riflazo dentro del área a Josué. El 1-0 le estaba saliendo barato a los argentinos.

En el complementario, extrañamente, Atlético Mineiro cambió, perdió pisada y, sobre todo, creatividad. Newell’s sabía que con un gol de visitante finiquitaría el partido y estuvo a punto de conseguirlo al 54′. En un letal contragolpe de Maxi Rodríguez, el ex Atlético de Madrid recortó al centro, abrió para Scocco quien no pudo fusilar puesto que Milton Casco le quitó la opción con una terrible pifia.

El partido se detendría por varios minutos por un apagón de luces en el estadio. Dicho descanso le daría energía a los locales que cerraron los últimos minutos con todo. Cuca le dio ingreso a Guilherme y Alecsandro, y vaya que le daría frutos. Al 83′, Luan se escaparía por la banda y serviría una diagonal retrasada que Guilherme impactaría pasando apenas por unos centímetros desviado del poste defendido por Guzmán. Un minuto después, y tras un despeje espantoso de Diego Mateo, Guilherme tomaría revancha y pondría el 2-0 con un potente disparo fuera del área. Una auténtica fiesta en el inmueble de Belo Horizonte.

Lee también   Ligera ventaja para Tigre

Newell’s se amarró con todo atrás y aguantó con éxito el resto del partido. Los penales y el dramatismo, en su máximo expresión, eran una realidad. Alecsandro abrió exitosamente para el Alvinegro. Ignacio Scocco empató con un «panenkazo» para levantarse, quitarse el sombrero y aplaudir. Guilherme y Vergini pusieron el 2-2. Jo, una de las estrellas brasileñas en esta pasada Confederaciones, mandó espantosamente su disparo afuera por un costado. Pero, para seguir sufriendo, Milton Casco estrelló el suyo en la horquilla. Richarlyson emularía a Sergio Ramos en el cuarto penal y la mandaría a las nubes. Rinaldo Cruzado, de pésimo partido, lo imitaría.

Tras cuatro tiros, el 2-2 se mantenía y, como guión de película, la definición quedaba en los pies de dos grandes: Ronaldinho y Maximiliano Rodríguez. Dinho agarró la pelota y la mandó a guardar con categoría. Un cobro magistral. Rodríguez, figura de la ida, sería víctima de ese karma característico del futbol. El argentino disparó a un costado y Víctor tapó con una notable estirada.

Y así, luego de otra noche mágica de Libertadores, Ronaldinho y el Atlético Mineiro avanzan a la final que disputarán ante Olimpia. La ida en Asunción y la vuelta en Belo Horizonte.

Atlético Mineiro: Víctor, Leonardo Silva, Marcos Rocha, Gilberto Silva, Ronaldinho, Pierre (Luan 77′), Josué, Richarlyson, Bernard (Guilherme 82′), Diego Tardelli (Alecsandro 92′), Jo.

Newell’s: Guzmán, Heinze (López 26′), Cáceres (Orzán 89′), Casco, Vergini, Rodríguez, Bernardi, Mateo, Cruzado, Scocco, Figueroa (Tonso 73′).