Atlético Mineiro perdonó al Palmeiras en la ida de semifinales

Foto: @atletico

El Atlético Mineiro y el Palmeiras empataron sin goles en el partido de ida de las semifinales de la Copa Libertadores, en el que Hulk falló un penalti fabricado por Diego Costa, quien luego se marchó lesionado, y dejó escapar vivo al vigente campeón.

En el duelo brasileño de ‘semis’ reinó el miedo a perder, el juego duro y se impusieron las defensas frente a dos de los mejores ataques del continente.

Fue un encuentro áspero, repleto de interrupciones, que deja todo abierto para el partido de vuelta, que se disputará el próximo día 28 en el estadio Mineirao de Belo Horizonte.

Lo que sí abundaron en el Allianz Parque fueron las faltas. Felipe Melo, un maestro en el arte de la provocación, fue el primero en marcar el territorio y enseñar los dientes a los de Cuca.

El Mineiro evitó enfrentamientos y se centró en dominar el centro del campo. Pronto se hizo con el dominio del esférico. A los campeones no les importó ceder la iniciativa, a pesar de jugar en casa.

En el segundo tiempo, más de lo mismo. Pocas oportunidades y ninguna inspiración por parte de los jugadores de creación. El Mineiro le puso un poco más de ganas, pese a estar jugando fuera de casa.

Al final, combate nulo en Sao Paulo. Belo Horizonte dictará sentencia sobre el primer finalista de esta Libertadores.

Lee también   Los malditos penales otra vez