El Barça aplastó al Real Betis Balompié de Andrés Guardado (0-5). Con dobletes de un estelar Messi y Luis Suárez, más un determinante gol de Rakitic, los catalanes no aflojan como líder de La Liga, la cual parece estar sentenciada con medio camino por recorrer

Barça
El Betis lo intentó pero solo aguantó 45 minutos

El primer tiempo en el estadio Benito Villamarín de Sevilla, tuvo altibajos en cuanto a intensidad. En los minutos iniciales el Barcelona pareció estudiar el partido y el Betis salió al ataque intentando apoderarse del balón.

El Barcelona quiso equilibrar el juego bajando el ritmo del Betis y buscando asociaciones. Messi, que a pesar de encontrarse rodeado, se las ingeniaba para sacarse las pegajosas marcas verdiblancas en busca de desequilibrar y meter una pelota de gol.

Luis Suárez y Sergi Roberto se mostraron con máxima concentración y peleando cada bola, mientras que el Betis apostaba a la velocidad de Joaquín, Tello, Fabián y León. Jordi Alba y André Gomes buscaban hacer daño por el carril izquierdo, mientras Semedo pasaba como un tren por el derecho.

A poco del final de la primera mitad, el belga Thomas Vermaelen, intentando frenar una contra verdiblanca, se lesionó y debió abandonar el gramado con preocupación, dando entrada al hombre que supo sustituir durante los últimos 8 partidos, Samuel Umtiti, quien volvió tras un par de meses inactivo.

Barça
El Barcelona puso la música en la segunda parte

La segunda mitad arrancó con un Barcelona decidido a quedarse con los 3 puntos. El equipo de Ernesto Valverde ejecutó la presión alta en mitad de campo y ahogó a un Betis que quiso lastimar a la contra pero Ter Stegen prácticamente no se vio exigido.

Al minuto 59, y con un Real Betis Balompié mal posicionado tras perdida, el charrúa Luis Suárez le pasó la pelota al croata Iván Rakitic que en un pie a mano contra el portero Antonio Adán, definió abajo, imposible para el exgolero del Madrid y Cagliari. El Barcelona se ponía en ventaja y no la soltaría.

Lee también   ¡Katy Perry es el nuevo rostro de Adidas!

En este punto Leo Messi olió sangre y no tuvo misericordia de un cuadro andaluz que sufriría al decisivo rosarino. Al 64, el que robó en el medio fue el inamovible Sergio Busquets, quien verticalizó hacia un Messi que solo ante Adán puso el 0-2 en la noche sevillana. Cinco minutos después, otra vez Messi retuvo y atrajo las marcas, horizontalizó para Rakitic que centró para un Suárez que de volea y sin dejar caer la bola, marcó el tercer gol.

Barça
El 9 y el 10 dinamitaron el Benito Villamarín

Todas las pelotas en posesión culé, iban hacia un Messi en estado de gracia, que desparramaba camisetas verdiblancas con una facilidad deslumbrante. El mediocampo bético a esa altura era una autopista para los goles blaugranas. Por eso, Luis Suárez ubicó al «10«, quien con su clásica jugada cortando hacia al área de derecha a izquierda, puso el 4to con suma comodidad.

No aflojó el líder de La Liga y sobre el final volvió a hacerse presente la conexión rioplatense, Messi conduce ante una defensa rival entregada y a último momento pasó al uruguayo que marcó el 5to.

Con esta goleada como visitante, el equipo de Valverde se sigue distanciando de sus inmediatos perseguidores (Atlético y Valencia) que dejaron escapar puntos esta jornada. Con media Liga en el bolsillo, el equipo de Messi deberá remontar el próximo jueves la llave de Copa del Rey ante el rival de la ciudad condal, tras caer en Cornellá-El Prat por la mínima.