El Barcelona aprovechó que el Real Madrid no jugó en La Liga esta semana y goleó al Espanyol en el Derbi Catalán para acercarse a 3 puntos.

La cuenta de los Blaugranas comenzó al 18′ con Luis Suárez. El uruguayó recibió un balón en los límites del área y se metió en ella para definir el 1-0.

Suárez anotó otro en la parte complementaria luego de que Messi hiciera una jugada en la que recortó a los defensas de los «periquitos» y disparar, para que Roberto Jiménez soltara el balón y que éste le quedara servido a Suárez.

Messi volvió a ser protagonista en otra jugada. Esta vez volvió a meterse al área, pero al trompicarse al entrar en ella, Jordi Alba remató con fuerzas el balón que le cayó para el 3-0.

Para el Espanyol no todo sería malo. David López descontó el 3-1 al 79′.

El golpe final llegó en tiempo de reposición con gol de Messi tras un pase que le devolvió Luis Suárez.

El mexicano Diego Reyes fue participe de todo el encuentro.

Lee también   ¿Responsable directo?