Batalló Barcelona para doblar a Granada, pero al final lo hizo con un 2-0 en los últimos instantes.

En lo que fue un partido de auténtico tiro al blanco, Granada ya no pudo al final. Después de resistir los embates culés durante casi 90 minutos, el humilde adversario de Barcelona se quebró cuando parecía sacar del Camp Nou un empate con sabor a gloria.

Dicen que la pelota es caprichosa, pero con los blaugranas de plano se puso testaruda y berrinchuda. Fue hasta al minuto 87 cuando le bajó a sus humos para que Xavi lograra perforar el arco de un rival que aguantó hasta donde pudo.

Ya desinflado Granada, y suelto el balón en favor de Barcelona, Borja Gómez le dio el tiro de gracia a su propio equipo en tiempo de compensación con un autogol. De esta manera, en un encuentro por demás disparejo, Vilanova y sus pupilos sumaron tres angustiosos puntos que los mantienen en la cima de la tabla general.

Lee también   León 0 - 0 Pachuca Clausura 2016 Jornada 16