En partido correspondiente a la Jornada 33 de La Liga Santander, el Celta de Vigo recibió en el campo de Balaídos al líder Barcelona.

El encuentro fue bastante igualado y entretenido durante la primera mitad, con ocasiones de peligro en ambos arcos, Ter Stegen contuvo dos grandes oportunidades del conjunto vigués, primero un mano a mano con Maxi Gómez y posteriormente un disparo de media distancia de Brais Méndez.

Las anotaciones llegaron sobre el final de los primeros 45 minutos, los dirigidos por Ernesto Valverde abrieron el marcador, luego de una gran jugada colectiva entre Coutinho, Alcácer y Dembélé, misma que fue culminada con un disparo del francés al 36′, sin embargo, los pupilos de Juan Carlos Unzué, igualaron al 45′, gracias al tanto de Jonny.

El duelo fue intenso y disputado de principio a fin.

Ya en la parte complementaria, ingresaron Lionel Messi y Sergi Roberto, provocando que el cuadro azulgrana lograra recuperar la ventaja en el partido, gracias a un remate de Paulinho, tras un centro de Semedo, aunque la felicidad duraría poco, ya que Sergi sería expulsado al 71′, luego de cortar una ofensiva local.

Luego de muchos intentos, la escuadra de Galicia consiguió igualar el duelo al 82′ y sería Iago Aspas el encargado de hacerlo, aunque de manera dudosa, ya que el artillero español pareció ayudarse con la mano para enviar el balón al fondo y decretar el 2-2 final.

Con este resultado el Barcelona llega a 40 partidos sin conocer la derrota en Liga y suma ya 83 puntos, mientras que el Celta de Vigo se queda en la novena posición con 49 unidades y aún lejos de puestos europeos.

Lee también   Mexicano jugará con Deportivo Independiente Medellín.