En partido correspondiente a la Jornada 24 de La Liga Santander, el Eibar recibió en el campo de Ipurua al líder Barcelona.

El inicio del cotejo fue dominado por los dirigidos de Ernesto Valverde, quienes ya habían dado varios avisos peligrosos, justo antes de que Luis Suárez consiguiera abrir el marcador tras dejar atrás al arquero Marko Dmitrovic y definir con arco abierto al 16′.

La primera parte todavía regalaría más emociones, ya que el chileno, Fabián Orellana, estuvo a punto de conseguir el gol del empate, sin embargo, su disparo se estrelló en el travesaño de la meta defendida por Ter Stegen. Posteriormente el conjunto visitante respondería de la misma manera, ya que apunto de irse al descanso, Lionel Messi cruzó mucho su disparo y el balón dio en el poste izquierdo de la portería de Dmitrovic.

Luis Suárez celebra tras conseguir su gol 100 en La Liga.

Ya en la parte complementaria, los ‘Armeros’ se ordenaron mejor sobre el campo y lograron provocarle varios dolores de cabeza al líder de La Liga, pero justo cuando mejor se veía el cuadro local, la expulsión de Orellana les puso muy cuesta arriba el encuentro.

Justo en los minutos finales del cotejo, Lionel Messi buscaba incansablemente su anotación y sería parte fundamental para que Jordi Alba pudiera sentenciar el encuentro al 88′, tras tomar un balón rebotado del argentino y decretar el 0-2 definitivo.

Con este resultado, Barcelona llega a 62 puntos y se mantiene como el puntero de la competencia, listo para encarar su duelo frente al Chelsea en la Liga de Campeones de Europa.

Lee también   No les importa que muerda