Con muchísimo sufrimiento el Benfica de Raúl Jiménez consiguió su segunda victoria de la Primeira Liga al ganar por 0-1 al Chaves en el Estadio Municipal, en un partido que tuvo al mexicano entrando de cambio y que se hizo más difícil de lo imaginado.

Por segunda fecha seguida, Seferovic y Jonas relegaron a Jiménez al banco de los suplentes por decisión del entrenador Rui Vitoria, quien ante las circunstancias del juego debió echar mano de los tres al mismo tiempo para intentar imponerse en el marcador.

El trámite fue en exceso complicado en la zona de ataque y no funcionó uno de los jugadores claves de los Dragones, como es el caso de Franco Cervi. Por él entró el delantero mexicano, que vio de cerca el único gol de la noche hecho por Seferovic a los 90′. Una jugada después, Jiménez recibió tarjeta amarilla.

De cualquier modo, el campeonato portugués en su inicio sigue teniendo en puntaje perfecto al Benfica, que lidera la liga junto a Porto, Sporting y Río Ave, todos con seis unidades en dos fechas.

Lee también   Atlético de Madrid, campeón de la Supercopa de España