Luego de haber obtenido una ventaja de 2-0 en ‘La Bombonera’, Boca Juniors visitó el Mineirao de Belo Horizonte para medirse a Cruzeiro, con el boleto a la Semifinal de Copa Libertadores en juego.

La primera mitad fue de un juego muy disputado, donde los locales mostraban ansiedad por acortar las distancias, mientras que el conjunto argentino sabía resistir de forma inteligente y se sobreponía a los sobresaltos.

Ya en la parte complementaria, el marcador se abriría a los 58′, cuando Sassa adelantó a Cruzeiro en el marcador, haciendo estallar el Mineirao e incrementando la ilusión de una posible remontada.

Dedé fue expulsado en el duelo de ida, pero la CONMEBOL lo indultó, sin embargo, en la vuelta volvió a ver la tarjeta roja.

Los minutos pasaban y el gol brasileño de la igualada no llegaba, por lo que la desesperación se apoderó de los jugadores locales, tanto así que Dedé vio la segunda tarjeta amarilla al 81′ y se marchó a las regaderas.

Con la ventaja numérica en el campo, la escuadra de Buenos Aires aprovechó para sentenciar el duelo y firmar su pase a la siguiente ronda del certamen, gracias un gol de Cristian Pavón al 90′ que silenció al estadio.

Boca Juniors es semifinalista al imponerse con un global de 3-1 y ahora se medirá al Palmeiras en la antesala de la Final, el próximo 24 de octubre se celebrará el partido de ida entre ambos.

Lee también   Querétaro le ganó un partidazo a Monterrey por la mínima