Bolivia y Venezuela empatan a un gol dentro de las eliminatorias sudamericanas.

Los tiempos han cambiado y la altura de La Paz ya no pesa tanto como antes. Entre que la selección boliviana no cuenta con un nivel competitivo que lo acerque a otros equipos en Sudamérica y que otras selecciones se preparan en lo físico y juegan mejor, los visitantes ya no se asustan tan fácil.

Venezuela fue un claro ejemplo. Mostrando en la cancha sus deseos de calificar al Mundial, la escuadra dirigida por César Farías se puso en ventaja a los 58 minutos por conducto de Juan Arango. Parecía que se saldría con la suya, sin embargo a cuatro minutos del final Jhasmany Campos emparejó los cartones.

Por un lado significa punto amargo para los venezolanos dado que les arrebataron el triunfo en la agonía del encuentro. Por el otro representa un punto valioso para mantenerse en la pelea por un boleto, así sea el medio cupo que disputa directamente con Uruguay.

BOLIVIA: Galarza; Raldés (Campos 74′), Eguino, Zenteno, Chumacero; Cardozo, Moreno (Fierro 64′), Arce, Saucedo; Veizaga, Chávez (Mojica 46′).

VENEZUELA: Vega; Rosales, Perozo, Cichero, González (González 71′); Flores, Arango (Feltscher 81′), Rincón, Seijas; Blanco (Hernández 65′), Martínez.

Lee también   Le salió a Sabella