2014.07.12-BrasilHolanda
Blind festeja el segundo tanto ante el desconcierto de la afición brasileña.

Tras haber caído en semifinales, Brasil y Holanda se enfrentan en el partido por el tercer y cuarto puesto de la Copa del Mundo, en el Estadio Mané Garrincha.

La previa. El equipo anfitrión llega a este duelo con el honor mancillado después de perder ante Alemania por un escandaloso 7-1. Los holandeses, por su parte, cayeron en tanda de penales ante Argentina, perdiendo la oportunidad de disputar la final.

La afición se hace presente. A pesar del impacto causado por la derrota en semifinales, la afición brasileña apoyó desde el primer minuto a su selección. Para su desgracia, las cosas no iban a cambiar mucho, ya que apenas al 2′ se verían abajo en el marcador.

El Óscar va para Robben. Un pase filtrado de Van Persie logró poner a Robben en ventaja sobre Thiago Silva, pero antes de que el holandés entrará al área recibió un jalón por parte del defensa; el del Bayern exageró la caída y el árbitro no dudo en señalar penal. Van Persie se encargó de cobrarlo correctamente y Holanda ya estaba arriba 1-0.

Perdidos por completo. Holanda se encontró con un Brasil sin idea de cómo armar jugadas, por lo que la iniciativa la tomó el cuadro europeo. Robben hizo lo que quiso con David Luiz, que se mostró muy desubicado; minutos después el central brasileño cometería un error que se convertiría en el 2-0.

Tristeza verdeamarelha. Wijnaldum puso una pelota por la banda derecha, David Luiz despejó la bola hacia el centro y le puso un pase preciso a Blind, que con una potente volea de derecha anotó el segundo tanto holandés. Las caras largas vestidas de amarillo volvían a aparecer en las tribunas.

Les dan espacio. Los abucheos que en un principio eran para el visitante rápidamente se dirigieron a los de casa. Aunque Holanda bajó su ritmo de juego, Brasil seguía siendo inofensivo al frente. La más peligrosa la tuvieron al 37′ por conducto de Oscar. El del Chelsea puso la bola en el área buscando alguna pierna que la empujara, pero nadie apareció para cerrar la pinza.

Ya ni el árbitro los apoya. La afición recriminó con fuerza el accionar brasileño al finalizar el primer tiempo. En esta ocasión el arbitraje jugó en contra del anfitrión. El penal para el primer gol fue inexistente, aunque Thiago Silva se salvó de la roja. En el segundo tanto, Blind se encontraba en fuera de lugar.

Lee también   Así le fue a 'Tecatito' Corona en su regreso a las canchas

Por el honor. Brasil salió al segundo tiempo con la disposición de buscar el marco rival. Oscar fue el hombre más peligroso de la Canarinha, pero no encontró apoyo en sus compañeros y los ataques terminaron en nada, la ausencia de Neymar resultó fatal para el conjunto de Scolari.

Poco que destacar. La segunda mitad se tornó bastante sosa. Holanda, con dominio total del partido, mostró mucho respeto a Brasil y evitó seguir atacando, mientras los brasileños insistían sin idea. El reloj siguió avanzando esperando a que el árbitro pitara el final.

El último clavo al ataúd brasileño. El recién ingresado Janmaat se escapó por la derecha, centró y Wijnaldum remató para vencer a Julio Cesar. Brasil caía 3-0 al tiempo que un sonoro abucheo los despedía de su propia Copa del Mundo. Van Gaal todavía se dio el lujo de permitirle a Vorm entrar al campo por Cillessen, utilizando así a sus 23 jugadores convocados.

Rídiculo anfitrión. El cuarto lugar fue mucho premio para un Brasil que desde el principio no convencía a los aficionados. La lesión de Neymar terminó por derrumbar anímicamente a una selección que no soportó la presión. Scolari probablemente haya dirigido su último partido al frente del Scratch, que tendrá que esperar cuatro años más para conseguir el hexacampeonato. Los holandeses, por otro lado, consiguen un tercer puesto que pocos creían posible. Un equipo plagado de jugadores jóvenes fue bien llevado al podio del Mundial por Van Gaal, que se despide hoy como director de la Oranje.

Así jugaron.

Brasil. Julio Cesar, Maicon, Thiago Silva, David Luiz, Maxwell, Paulinho (Hernanes, 57′), Luiz Gustavo, Ramires (Hulk, 71′), Oscar, William, Jo.

Holanda. Cillesen (Vorm, 92′), Kuyt, de Vrij, Martins Indi, Vlaar, Blind (Janmaat, 69′), Wijnaldum, de Guzman, Clasie (Veltman, 89′), van Persie, Robben.