Puebla, que estrenó técnico con Romano, venció a Guadalajara 2-4 en el Omnilife y acrecentó la crisis de Galindo y compañía.

Lo previo. De Nigris estaba listo para debutar y así sucedió. Pero a estas Chivas siempre les surge algo: ahora no estuvo Fabián porque, se dice, irá a jugar a Catar.

El dato. En torneo de liga, Guadalajara ha ganado únicamente cuatro partidos en todo el 2013, tres de ellos en el Omnilife.

Golazo. Gallardo adelantó a las Chivas a los 10′ con tremendo disparo lejano. Parecía que por fin un partido le sonreía a su equipo.

No les duró nada. Ni dos minutos habían pasado desde el gol cuando Chávez ya había empatado para Puebla. Fue de cabeza en una floja marca de los rojiblancos.

Mal y de malas. Michel se lesionó y dejó su lugar a Hernández al minuto 30.

Asistencia. De Nigris debutó con buena asistencia de cabeza para Márquez Lugo, que cayéndose empujó el balón a la red para el 2-1. Era minuto 36′.

Chango. Moreno empató a dos goles segundos antes del descanso. Fue un golpe del que Chivas no se recuperaría.

¡Necesitan una limpia! Y por si algo faltaba, Kristian Álvarez, al 64′, mandó el balón a su propia portería. Galindo sólo sonrió de manera incrédula.

Pero había más. Error chiva en un pase retrasado y Alustiza quedó solo en carrera contra el arquero. El argentino definió abajo y pegado al poste para el 2-4 final.

Lo que sigue. Chivas se meterá a la Corregidora para visitar a Querétaro. Puebla recibirá a Cruz Azul.

Lee también   Santos y Chivas dejaron ir puntos