Los Tiburones Rojos de Veracruz nunca perdieron la ilusión de ganar por primera vez desde hace poco más de un año y hoy en su visita a León esperaban concretarlo.

Foto vía Twitter @ClubTiburones

Con un gol de Bryan Carrasco cerca del final de partido, los jarochos se mantenían con fe, pero Luis Montes devolvió a los Tiburones a lo más profundo del océano.

El partido fue muy bueno, los visitantes empezaron con muy buen ritmo, pero no pasaron muchos minutos para que los locales se hicieran dueños del encuentro.

La primera parte fue un constante ida y vuelta, pero siendo la Fiera la que tuviese las más claras aunque no las hayan aprovechado y con Veracruz metido en problemas por la expulsión de Gaspar Íñiguez.

Ante la situación de jugar todo el segundo tiempo con un hombre menos, los Tiburones supieron hacer un planteo defensivo muy bueno y le estaban impidiendo a León conseguir el gol.

Los esmeraldas lo intentaron por todos los costados de la cancha y todas las maneras, pero no había forma de romper el sistema defensivo de los jarochos.

Pero todo el buen sistema defensivo de Veracruz les iba a dar frutos cuando en el minuto 80 el árbitro les concedió un penal revisado en el VAR y que Carrasco convertiría en gol.

La ilusión se hacía grande en cada fanático de los salados pues estaban a pocos minutos de conseguir su primer triunfo en más de 370 días, pero León tenía otra cosa en mente.

Lee también   El delantero al que Cruz Azul le tendría la vista puesta juega en la MLS

La Fiera lo intentó en todo el segundo tiempo y tenía que estar cerca de la derrota para que Montes cabeceara dentro del área para empatar las acciones y terminar el partido.

Otro partido en el que Veracruz no conoce la victoria y ya suma 40 encuentros, colocándose a tres de la racha más larga de la historia del fútbol mundial.