Los Esmeraldas de León vencieron por la mínima a los Potros de Hierro del Atlante, dentro de la primera jornada de la hoy llamada Liga Bancomer MX. Los locales optaron por el juego lucido y adelante, mientras que los de Cancún, por una defensiva extrema.

Eso sí, los de Graniolatti sufrieron la expulsión de una de sus dos puntas, el casualmente leonés Francisco Kikín Fonseca, quien se tuvo que ir al 10, a causa de dos amarillas, por faltas sobre Márquez.

Un estadio León que llegó casi al lleno tuvo que esperar 36’ para ver el primer esbozo de peligro, cuando Jorge Hernández mandó un tiro de castigo al área, donde el central Luis Venegas remató solo, pero muy deficientemente.

Inmediatamente después, León respondió por conducto de Matías Britos, que igualmente cabeceó en solitario dentro del área, pero para la poca fortuna esmeralda el remate se fue por fuera.

La más importante para los verdes en el primer tiempo fue del capitán Rafael Márquez, que se tuvo confianza y desde fuera del área grande disparó, poniendo en apuros a Yosgart Gutiérrez, que no le quedó más que recostar y mandar a córner.

Así terminó una primera parte titubeante para los locales, y donde los azulgranas optaron por meterse atrás.

Para el complemento, las cosas prácticamente no cambiaron, los de Matosas siguieron volcados al frente, mientras que Atlante mantuvo su línea de cinco atrás con un solo atacante al frente.

El primer aviso de peligro lo dio Hernán Darío Burbano, quien al 60’ se metió al área por la punta derecha del área grande, disparó y apenas pudo desviar a córner. Diez minutos después hubo otra para Britos, que amagó con el fuera de juego y finalmente se encontró un balón en solitario en el área, que mandó por fuera.

Lee también   'Chapo' Montes y Sambueza son los refuerzos ideales para el América, según Reinoso

Al 79’ cayó el gol. Fue obra del joven Mauricio Castañeda, que durante la pretemporada hizo bien las cosas, se ganó un puesto y hoy se vio recompensado. La diana la consiguió luego de un desborde de Arizala por derecha, que sirvió al centro en diagonal retrasada y el joven mandó a las redes.

Así terminó el primer encuentro del año futbolístico entre estos dos conjuntos, con un León totalmente volcado al frente, pero sin lograr culminar todos sus pases, y con un Atlante quien desde los 10’ de la primera mitad eligió encerrarse atrás.