Tumbando pronósticos y sobre pasando a históricos del fútbol mundial, Costa Rica empató 0-0 ante Inglaterra y accedió a los octavos de final como líder del grupo D.

La previa. Quizás nadie en el mundo daba un peso por Costa Rica, sólo ellos confiaban en sí mismos, sin embargo, han sorprendido al planeta entero después de derrotar a Uruguay en el primer partido y a Italia en el segundo. Ya están calificados a octavos, pero buscan avanzar como primeros de grupo. Inglaterra por su parte, ya está eliminado y buscará terminar el mundial dignamente.

No pasó mucho. Inglaterra arrancó dando juego a los suplentes, mientras que Costa Rica quiere ser primero de grupo a como dé lugar y solo descansó a dos de sus titulares. Durante el primer tiempo no pasó mucho, se fue una primera parte en la que Costa Rica ha sido mejor que Inglaterra. Ha tenido una ocasión que mandó al palo y otra buena en los últimos minutos. Inglaterra, con más dificultades para crear peligro estaba teniendo su peor partido del mundial de Brasil 2014.

Todo igual en el segundo lapso. Inglaterra fue dueño de la pelota y dispuso de las situaciones en la segunda mitad, aunque no pudo marcar el gol que le diera su primera victoria en el Mundial. Sturridge tuvo la más clara de los europeos, cuando quedó mano a mano y no definió bien. Costa Rica estuvo muy ordenado a la defensiva y con el empate avanzaron como líderes del llamado “grupo de la muerte”.

Lo que viene. Costa Rica completó su obra maestra y acabó invicta en el grupo D. Ganó a Uruguay e Italia y empató contra una Inglaterra nueva, desalmada y previamente eliminada. Su siguiente rival muy probablemente será Costa de Marfil.

Lee también   Bryan Ruiz: Rusia 2018 será más complicado que Brasil 2014

Resultado: Costa Rica 0-0 Inglaterra.

 

ASÍ JUGARON.

Costa Rica: Navas, González, Duarte, Ruíz, Brenes (Bolaños 59’), Díaz, Miller, Borges (Barrantes 78’), Tejeda, Gamboa y Campbell (Ureña 66’).

Inglaterra: Foster, Cahill, Wilshere (Gerrard 72’), Lampard , Shaw, Smalling, Jones, Milner (Rooney 76’), Lallana (Sterling 62’), Sturridge y Barkley.